La Feria cinegética aspira a superar las 10.000 visitas

S.F.L.
-

La capital burebana acogerá el único evento de cacería y pesca de la provincia el 27 y 28 de julio. Como novedad este año habrá talleres y charlas sobre la becada

En la anterior edición participaron 26 expositores y los visitantes encontraron todo tipo de herramientas y materiales.

Los organizadores de la IV edición de la Feria de Caza, Pesca y Vida Rural de Briviesca, que se celebrará el próximo fin de semana del 27 y 28 de julio, aspiran a recibir la visita de más de 10.000 personas y así consolidarse como  un evento cinegético destacado a nivel regional. Por primera vez en cuatro años, se venderán coches nuevos y de segunda mano de la marca Kia (Grupo Julián de Burgos).
La única feria monográfica dedicada a la caza y la pesca que se lleva a cabo en la provincia incluye un extenso programa de actividades diseñado tanto para aficionados como para expertos en ambas materias. Una de las novedades de esta edición será el certamen y la charla que  José Antonio Pérez Garrido, presidente del Club de Cazadores de Becada de Castilla y León, impartirá a las 10 horas sobre esta ave, cuyo rasgo más característico es su largo pico. Explicará a los allí presentes como poder identificar la edad de estos pájaros a través de sus plumas. También se mostrarán distintos estudios y modelos de caza en España y Europa.
En la primera jornada de la Feria, que dará comienzo a las 10 de la mañana y finalizará a las 9 de la tarde, las autoridades municipales serán las encargadas de inaugurar el certamen. A continuación se llevará a cabo la exposición de rehalas procedentes de varias comunidades autónomas, donde estarán las principales razas de canes especializados en monterías como sabuesos, grifones o podencos. Después de comer dará comienzo un campeonato de tiro sobre jabalí y la posibilidad de utilizar el único simulador de tiros virtual existente en España para aficionados o aquellas personas que quieran probar por primera vez este deporte. 
Habrá una exhibición y un concurso de perros donde los jueces valorarán la morfología y la belleza del animal. Una de las curiosidades del evento es el concurso de toque de caracola, utilizado desde hace siglos en las cacerías como medio de comunicación entre cazadores y canes de rehala. También está prevista una muestra de cetrería, talleres infantiles, de montaje de mosca y se instalará un estanque artificial para practicar lances de pesca. 
En el recinto, ubicado en el polideportivo municipal, se instalarán también diferentes expositores de distintas comunidades autónomas, donde los visitantes encontrarán todo tipo de material de caza y pesca como textil, ferretería, radiocomunicación productos alimenticios. En la Feria del año pasado se contabilizaron 26 puestos; los que quieran colaborar en esta edición todavía están a tiempo de presentar la solicitud. Durante la mañana del domingo tendrá lugar una exposición de perros de pluma y varias exhibiciones de perros de rastreo de jabalí, conejo y perdiz. 
En los presupuestos municipales de este año, el Consistorio destinó 5.000 euros para la celebración del certamen. Los índices de participación y asistencia en las anteriores ediciones han favorecido el desarrollo de este formato. Según los datos facilitados por los organizadores, durante las dos jornadas del evento pasado, acudieron al recinto del polideportivo más de 9.000 personas. «Notamos que la gente del sector cinegético y de la pesca se interesa. Lo que tratamos de conseguir es vender el nombre de Briviesca fuera de La Bureba y atraer a público de fuera», declara uno de los promotores.
 El hándicap con el que se ha topado esta Feria es que cada año se ha oficiado un mes y un fin de semana distinto y eso provoca confusión. Uno de los objetivos que los organizadores se han marcado, idea sugerida por los visitantes de otras veces, es fijar una fecha fija. Aún no lo tienen claro pero las personas que expongan dentro de una semana, «se irán de la ciudad conociendo la fecha de la V edición», declaran.