Vox no acepta que Marañón encabece una moción de censura

J.M.
-

Su cabeza de lista insiste en trabajar primero desde la oposición y ve «muy difícil» alcanzar un acuerdo para cambiar el Gobierno si Cs continúa imponiendo líneas rojas y sin tratarles de igual a igual

Vox no acepta que Marañón encabece una moción de censura - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El cabeza de lista de Vox en el Ayuntamiento, Ángel Martín, reiteró ayer que Cs sigue aún sin entender lo que sucedió el pasado sábado en el Pleno de investidura ya que, a su juicio, vuelven a situarse «en un punto de partida erróneo» cuando su líder, Vicente Marañón, se sigue postulando como candidato del bloque del centro-derecha. Y lo que no van a hacer, como tampoco lo hicieron antes, es aceptar de entrada ninguna «imposición».
Martín habló de que ahora mismo su partido «no está en la tesitura» de plantearse una posible moción de censura ya que, en este momento, en lo que piensa es en «trabajar en la oposición». Porque para que se pueda llegar a considerar la posibilidad de un Gobierno alternativo a Daniel de la Rosa, lo primero que tiene que producirse es una unión, que recordó que ahora no existe, de las formaciones del centro derecha. «Hoy por hoy los tres grupos nos somos un bloque».
Martín explicó que en la efímera y fallida negociación que mantuvieron con Cs el viernes por la tarde se encontraron con que los interlocutores de la formación naranja «partían de una superioridad» que no pueden compartir. «Planteaban que iban a gobernar y que nos iba a dar no se qué tipo de dádivas». No entendían, según defendió, que Vox se había ganado el peso en un futuro Gobierno al obtener 6.500 votos y 2 concejales que eran decisivos para la conformación de una mayoría suficiente.
Ahora, tal y como recalcó, el hecho de que Marañón se postule supone «volver a cometer el mismo error» ya que Cs insiste en «imponer líneas rojas». Y Martín defendió que lo último de lo que hay que hablar en la negociación es del candidato y que el diálogo, a diferencia de lo que ocurrió antes, tiene que ser «entre los tres» y «de igual a igual». No obstante, expresó su deseo de que en los próximos días puedan empezar a hablar de cara a una posición común que, eso sí, inicialmente tiene que ser en la oposición.
El concejal electo de Vox, que visitó al alcalde dentro de la ronda de contactos que el primer edil ha mantenido estos días con los líderes de cada partido que ha obtenido representación en el Ayuntamiento, también fue crítico con el PP al recordar las palabras del vicesecretario de organización de los populares, Javier Maroto, en las que hablaba de comenzar a tramitar una moción de censura de manera urgente. Entre otras cosas, porque lo hacía de nuevo sin contar con ellos y porque, otra vez, las instrucciones venían desde Madrid y no desde Burgos. «Me pregunto si aquí no tienen un portavoz».
Respecto al encuentro con De la Rosa, el edil de Vox afirmó que se encuentran «en las antípodas ideológicas» aunque al trabajar por la ciudad habrá cuestiones en las que se pueda producir algún tipo de entendimiento.
De la Rosa coincidió también en las diferencias ideológicas con Vox, aunque volvió a «agradecer» a la formación de Martín que supieran «interpretar el rol de mirar por Burgos».
El alcalde y Martín aprovecharon el encuentro para ponerse al día sobre el funcionamiento del Ayuntamiento y los pasos que se darán en los próximos días para poner de nuevo marcha la distintas áreas municipales.