El HUBU obvia la petición de pediatras hecha por Primaria

G.G.U.
-

Ningún especialista del hospital se ha ofrecido en el último mes a colaborar con las consultas de los centros de salud

En los ambulatorios hay diez vacantes de pediatra, sobre un total de 43 plazas. - Foto: Alberto Rodrigo

Mañana hará un mes que la gerencia de Atención Primaria imploró apoyo al HUBUpor el déficit de pediatras que hay en los centros de salud de la provincia, donde casi una de cada cuatro consultas especializadas en niños carece de titular, pero nada ha cambiado en este tiempo: ningún especialista del hospital se ha ofrecido a colaborar con la asistencia ambulatoria, a pesar de la buena disposición que se mostró por ambas partes en un principio para llegar a acuerdos.
Así, estaba previsto que esta semana se celebrara una reunión entre directivos de Primaria, del hospital y especialistas para concretar con cuántos de los pediatras que acuden a diario al HUBU se podría contar en los ambulatorios, pero se ha suspendido por ausencia de movimientos en este sentido.
No es la primera vez que la dirección de la asistencia ambulatoria urge apoyo al hospital por este tema; al contrario, esta situación ya se vivió hace más de un año, cuando se hizo efectivo el último concurso de traslados. Entonces, pediatras con contrato en el complejo asistencial sí accedieron a pasar consulta en centros urbanos y también en Aranda, donde Atención Primaria no oculta que la situación es «catastrófica». Y eso a pesar de que este último año tres profesionales del HUBU y dos del Río Hortega se han responsabilizado de la atención de los menores ribereños, garantizando la asistencia aunque no la continuidad sobre la que se sostiene la Atención Primaria.
diez vacantes. La ausencia de respuesta a este segundo SOS coincide con el fin del apoyo que se estaba prestando a Aranda desde Valladolid, por lo que la provincia sigue teniendo diez vacantes de pediatra sobre un total de 43.
Y es de prever que el concurso de traslados que sucederá a la última oposición en Medicina Familiar y Comunitaria desestabilizará aún más las consultas especializadas en niños, ya que en sitios como Briviesca o Medina las están pasando médicos de familia que, previsiblemente, cambiarán de destino.