Se disparan las multas por eludir controles en carreteras

FERNÁN LABAJO
-

La desobediencia a las señales de los agentes creció un 85% en un 2020 en el que hubo 15.000 sanciones de tráfico menos

Se disparan las multas por eludir controles en carreteras - Foto: Christian Castrillo

No fueron pocas las veces que la Dirección General de Tráfico advirtió durante los momentos más duros de la pandemia que los conductores no mantenían la misma tensión al volante en unas carreteras fantasmagóricas. Los sensores de  velocidad de las autovías y de las secundarias percibieron que los vehículos iban, por lo general, más ligeros. Pero las imprudencias iban más allá. Las distracciones estuvieron detrás de los pocos accidentes que se produjeron y los transportistas alargaban más de lo debido el tiempo sin descanso. La relación de denuncias de 2020 desvela, además, otro comportamiento irregular de los vehículos. La desobediencia a las órdenes y señales de los agentes se incrementó un 85%. Obviamente, los intensos controles dispuestos en los diferentes trazados para evitar la movilidad interprovincial tienen mucho que ver para que se diera esta circunstancia.

No es que los conductores comenzaran a eludir controles policiales el pasado año en plena irrupción del coronavirus. En 2019 ya se contabilizaron 158. Pero sorprende que en un 2020 con una circulación tan escasa en las carreteras y una caída del 15% (de 95.000 a 80.000) de las sanciones de tráfico, la insumisión ante los agentes que velaban por la seguridad se disparara.  Fueron 292 en total, 134 más que el año anterior.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)