Un juez obliga a entregar un piso municipal a la Concepción

R.P.B.
-

Así lo ha ratificado una sentencia del juzgado contencioso-administrativo por considerar que se ha incumplido el convenio firmado con la Cofradía

Un juez obliga a entregar un piso municipal a la Concepción

Casi veinte años de espera y litigios para que, al final, el Ayuntamiento de Burgos cumpla con un compromiso adquirido. El juzgado de lo contencioso-administrativo número dos ha condenado al Consistorio burgalés a entregar a la Cofradía de la Concepción una vivienda, tal como se acordó por ambas instituciones en el acuerdo de permuta que data del año 2001 y por el que el Ayuntamiento se quedaba con el Hospital de la Concepción a cambio de dos parcelas en Bakimet y una vivienda en el Plan Gamonal Norte para la Cofradía. El asunto es que aquella vivienda no llegó nunca, sin que por parte del Consistorio se diera respuesta alguna a las pretensiones de la Cofradía. Tras numerosas e infructuosas gestiones y diversos escritos, por fin en el año 2015 se presentó ante el Ayuntamiento reclamación administrativa previa a la vía judicial en la que se solicitaba en cumplimiento en su totalidad del convenio urbanístico.
Ante el enésimo silencio, se presentó la demanda al año siguiente. La Cofradía exigió la entrega de esa vivienda o, de ser imposible por haberse enajenado con anterioridad, una indemnización «con el valor equivalente de la vivienda en el momento de su venta, es decir, 114.797 euros». En su sentencia, el juez considera probado que el Ayuntamiento «ha incumplido su obligación de entregar la vivienda que tendría su origen en la finca sita en la parcela M5D, ya sea por falta de previsión antes de vender la misma a la Junta de Compensación o por el motivo que fuera». Y añade que «si el cumplimiento in natura fuera imposible, habrá de acudirse a la indemnización subsidiaria en vía de ejecución».
Gerardo Sanz-Rubert Ortega, el abogado que ha defendido la causa de la Cofrafía de la Concepción, se muestra satisfecho con la sentencia, si bien lamenta que haya tenido que transcurrir tanto tiempo para que el Ayuntamiento tenga que cumplir con el convenio firmado en 2001 por más que la asociación haya porfiado hasta la saciedad. Fernando Saiz, durante años presidente la Cofradía de la Concepción y hoy vicepresidente, siempre se refirió a este asunto en términos de «paciencia franciscana». La Asociación de Caballeros de la Purísima Concepción Nuestra Señora la Madre de Dios (nombre completo de la Cofrafía de la Concepción) y el Ayuntamiento firmaron un primer acuerdo en 1997 en el que se estipulaba que se cedía el hospital a cambio de dos parcelas de Bakimet en las que se podía edificar 96 viviendas. Toda la documentación oficial, incluida la autorización del Vaticano a la operación, incluía la cifra de 96 viviendas y, sin embargo, una vez que se desarrollaron los planes urbanísticos para las dos parcelas en cuestión se comprobó que solo podían levantarse 95 pisos. Por ello, y porque podía haber problemas de índole legal (además de que tampoco se cumplía con la valoración económica realizada) se decidió firmar el convenio de 2001 para culminar el proceso de cesión del hospital a cambio de 95 pisos en Bakimet y uno en Gamonal, incluido en un proyecto diseñado para una parcela ubicada en el polígono norte. Aunque en 2013 se acercaron las posturas, no se resolvió el asunto, motivo por el cual la Cofradía de la Concepción recurrió a los tribunales obteniendo, por fin, el resultado deseado.