San Juan de Dios confía en que la Junta licite el concurso

Angélica González / Burgos
-

A cuatro días para que expire el plazo al que se comprometió el Gobierno regional -febrero de 2015- en el centro sanitario no se duda de que todo transcurrirá como estaba previsto

La puerta principal del hospital privado se llenó de carteles reivindicativos a mediados del mes de noviembre. - Foto: Jesús J. Matías

Dice el director del Hospital de San Juan de Dios, Guillermo Pérez Toril, que en esa institución no desconfían de que la Junta cumpla con su compromiso a pesar de que queden apenas cuatro días para que expire el plazo que el propio Gobierno regional se dio para el mismo. Se trata de sacar a concurso la hospitalización para pacientes de media y larga estancia y enfermos necesitados de cuidados paliativos, que fue el acuerdo al que llegaron las dos entidades después de numerosas protestas en la calle por parte de la plantilla y de  ciudadanos que se identificaron con la causa, de muchas negociaciones y de estar al borde de la ruptura en varios momentos. Finalmente, fue la intervención del propio presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, la que enderezó las relaciones y la paz social llegó al viejo hospital del Paseo de la Isla con la vista puesta en febrero de 2015.
Ahora, cuando se roza el final de este plazo, en San Juan de Dios, de momento, no hay nervios. «Esperamos que si no es en febrero será en marzo y también confiamos en que no haya problemas de calendario por la cercanía de la convocatoria de las elecciones autonómicas», aseguraba ayer Pérez Toril, quien explicó que ahora mismo se está atendiendo a 107 pacientes derivados del Hospital Universitario de Burgos. De hecho, el pasado mes de enero San Juan de Dios fue un gran apoyo para el HUBU, colapsado por el incremento de número de pacientes con necesidad de ingreso a consecuencia de la gripe. «Nos les llegaron a mandar desde la puerta de Urgencias; luego mantuvimos una reunión donde nosotros insistimos en que teníamos 120 camas a su disposición para que aliviaran la presión asistencial que estaban viviendo».
Por otro lado, Pérez Toril confirmó que la Junta ya ha pagado la deuda que tenía pendiente con San Juan de Dios pero hasta el mes de septiembre, con lo que ahora ya acumula más de tres meses de impago, algo que tampoco preocupa demasiado a la orden religiosa ya que también confía en que, en breve, se pondrán en orden las cuentas.
El acuerdo al que llegaron las partes implicaba que la Junta mantendría provisionalmente los niveles de financiación para la atención de los pacientes crónicos que en la actualidad son atendidos en el centro. Además, se establecerá «un nuevo procedimiento de concertación», vinculando la contraprestación a la asistencia prestada, no a pago por estancia y día sino a una cuantía establecida para cada uno de los procesos asistenciales, según la complejidad de cada paciente.