Derogar la reforma laboral es "bárbaro e inoportuno"

L.M.
-

Duras críticas del empresariado burgalés. Desde la Cámara de Comercio alertan de los riesgos para la supervivencia de las compañías y en FAE auguran un «descalabro» del tejido productivo local. Los sindicatos aplauden el paso dado por el Gobierno

Vista parcial del polígonoBurgos Este (Gamonal). - Foto: Alberto Rodrigo

Como era previsible, tanto la Cámara de Comercio como la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) rechazaron ayer tajantemente la posibilidad de que el Ejecutivo derogue de manera íntegra o parcial la reforma laboral de 2012.A última hora del pasado miércoles se hizo público un acuerdo del Gobierno, compuesto por PSOE y Unidas Podemos, con EH Bildu en el que se aprobaba esta medida.Horas más tarde se rectificaba desde Moncloa y se eliminaba la idea de llevarse por delante el protocolo lanzado por el PP hace casi una década, en plena crisis económica.Sin embargo, desde las dos entidades burgalesas ayer seguían perplejos ante la noticia. «Es la última barbaridad de este Ejecutivo, estos temas deberían plantearse en la mesa del Diálogo Social y no en acuerdos soterrados de los grupos con el Gobierno socialcomunista», apuntó Miguel Ángel Benavente, presidente de FAE.

En una línea más moderada, pero igualmente crítica, se mostró su homólogo en la Cámara de Comercio, Antonio Méndez Pozo, que lamentó que este hecho llegue «en el momento más inoportuno del mundo» y recordó que las leyes «no se cambian de un día para otro». Además, alertó que de salir adelante, muchos empresarios podrán desistir de seguir sacrificándose y desistir de su actividad. «No nos ha gustado nada y repercutirá en la reactivación de las compañías.Nos parece muy mal que se aproveche el estado de alarma para estas cuestiones», indicó.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)