Estabilidad laboral para atraer médicos a la comarca

I.M.L.
-

La Gerencia de Atención Primaria ofertará un calendario laboral estable para cubrir plazas en Aranda y Roa. Los responsables de la gerencia provincial han priorizado la zona ribereña por ser la que sufre mayor falta de médicos

Estabilidad laboral para atraer médicos a la comarca

El cambio en el equipo de dirección de la Gerencia de Atención Primaria en Burgos está empezando a dar sus frutos, al menos en lo que ha reuniones internas se refiere. Los actuales responsables consideran vital el diálogo con los profesionales que ejercen su labor en las distintas zonas de salud de la provincia y prueba de ello es que el propio gerente, Santiago Rodríguez, acompañado por las directora Médica, Pilar Sanmartín, y de Enfermería, Itziar Martínez, que empezaban a trabajar este lunes, ya se han reunido tanto con los coordinadores de los centros de salud de Aranda y Roa como con algunos representantes municipales de localidades como la raudense y Sotillo de la Ribera, además de aprovechar la jornada de trabajo para presentar al nuevo equipo gerente a los responsables del Hospital de los Santos Reyes.

El gerente provincial, Santiago Rodríguez, insistía después de estas reuniones que estas dos zonas sanitarias son una prioridad para su equipo, reconociendo que la comarca es la zona que sufre una situación más problemática dentro de la provincia a causa de la carencia de profesionales. El objetivo principal es cubrir las plazas que han ido quedando vacantes, atendiendo a las necesidades de cada profesional. «Hay una doctora que es de Aranda y vive en Aranda pero trabaja en Burgos con una reducción de jornada, algo que es absurdo porque nos faltan médicos en Aranda y una de allí está viniendo a Burgos», ejemplificaba Rodríguez para destacar algunas de las situaciones que se están produciendo. «Vamos a intentar adecuar nuestras necesidades a las de los profesionales», resumía el gerente.

Una de las herramientas que se están instrumentalizando es la de conseguir que las plazas sean atractivas asegurando un calendario a largo plazo que aporte estabilidad a los trabajadores, tanto en el ámbito profesional como en el persona. «Faltan profesionales pero consideramos que con un ambiente laboral y de trabajo más flexible se puede frenar la espantada de profesionales que se ha registrado en los últimos meses», confiaba Rodríguez. Un trabajo que está empezando a dar resultados positivos, ya que una de las plazas que quedaba vacante en el área de Aranda Rural tras la jubilación del facultativo que la ocupaba ya se ha cubierto con otro profesional. 

Otras de las líneas de trabajo en las que están redoblando los esfuerzos desde la Gerencia de Atención Primaria es en la búsqueda de profesionales para cubrir las plazas vacantes. «Hemos estado realizando las gestiones oportunas para que la gente que acaba ahora su MIR tanto en Pediatría como en Medicina de Familia asegurarles que van a tener un trabajo estable», apuntaba Santiago Rodríguez, confiando en que estos contactos den un resultado positivo a partir del próximo mes de mayo, que es cuando concluye el periodo de residencia de estos médicos.

Otro de los frentes abiertos es la precariedad en el equipo que cubre el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), que en Aranda ha pasado de tener 10 facultativos a solo cinco en menos de tres años. «Ante la precariedad, los SUAP se ha convertido en los lugares ocupados por los médicos de área, con guardias sin fijar, con una jornada ordinaria que es la extraordinaria para los demás, siempre de 15 a 3 horas o el turno de 24 horas, y son los primeros que se marchan, por eso lo queremos estabilizar, con un equipo que ellos mismos se establezcan su calendario», aclara el gerente provincial.

Una muestra muy palpable de la implicación del nuevo equipo que se ha hecho cargo de la Gerencia de Atención Primaria en Burgos se registraba el pasado miércoles, cuando fue la propia directora Médica, Pilar Sanmartín, quien se ocupó de realizar la guardia nocturna en el SUAP de Aranda ante la imposibilidad de encontrar a otro médico disponible, y para no dejar solo al facultativo al que le correspondía realizar el turno, estuvo desempeñando esa función de las 10 de la noche a las 8 horas de ayer.


Las más vistas