No hay velocidad alta en el viaducto de Frandovínez

L.M.
-

La obra del puente del AVE va al límite de tiempo para concluir antes de verano. La estructura ya ha quedado unida sobre el Arlanzón, aunque falta el hormigonado en la parte central. ADIF marcó el final de la primavera como plazo para acabarla

No hay velocidad alta en el viaducto de Frandovínez - Foto: Jesús J. Matías

Las inmediaciones del viaducto delAVEen Frandovínez son estos días un hervidero, mire uno por donde mire. En el margen izquierdo según discurre el Arlanzón, el más próximo a Buniel, se trabaja en el descimbrado -dígase de las operaciones de retirada del armazón instalado para las labores de enconfrado-, que marchan a buen ritmo, pese a la cantidad de tubos y elementos que componen el armazón. La gran mayoría se ha desmontado en apenas un par de días, y ahora están apiladas a la espera de su recogida, de la que se encargan grandes camiones. En este lado las operaciones de hormigonado, incluidas en la fase I, ya están concluidas, ya que empezaron hace casi dos meses.
En cada vano se hormigona primero la losa inferior, después los hastiales y finalmente la losa superior. En el otro extremo del cauce es precisamente la parte más alta la que aún no ha recibido el cemento y el resto de componentes, pero lo hará en breve. El tramo que está menos avanzado es el que discurre sobre el río, y que fue conectado con ambos extremos hace apenas unas semanas. Una vez quede completamente instalada la cimbra para enconfrar se empezará a hormigonar en cada uno de los tres apartados en los que se dividen estos trabajos (losa inferior, hastiales y losa superior). De esta manera, de los nueve procesos necesarios para completar el viaducto, la empresa adjudicataria ya ha completado cinco (los tres de la primera fase y dos de la segunda).
Las características del hormigón que se está vertiendo provoca que se obtengan resistencias admisibles para las tareas posteriores en muy pocas horas, por lo que no condiciona más allá de lo previsto la planificación de la obra. En la parte superior, donde si todo va según lo previsto pasará el AVE a toda velocidad en unos meses, también se trabaja.
tres semanas para verano. ElAdministrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ordenó un seguimiento «exhaustivo» de los trabajos para que estos no se demorasen en el tiempo. Contando los plazos que manejaban en un principio, y que hablaban de finales de primavera como fecha límite para tenerlos concluidos, las operaciones de hormigonado aún pendientes y los cerca de veinte días que apenas restan para la llegada del verano hacen indicar que la obra llegará muy justa al plazo marcado, ya que son tres semanas para el 21 de junio, inicio del verano.
Una vez que concluya, se desmonte la cimbra y quede completado, llegará el turno del montaje de la vía y posterior electrificación, operaciones que se prolongarán durante cerca de tres semanas. También será necesario efectuar las correspondientes pruebas de carga para comprobar la resistencia del hormigón.