Cs habilita el uso de las Cortes para colocar a Maroto

SPC
-

Los socios de Mañueco en la Junta ceden a la presión del PP para que el dirigente vasco, empadronado exprofeso en Segovia para poder optar al nombramiento, pueda ser senador por las Cortes pese a sus divergencias en temas sensibles para CyL

Javier Maroto (PP) saluda a los socialistas Francisco Díaz y Teresa López, los tres designados senadores por la Comunidad. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

El pleno extraordinario de las Cortes de Castilla y León aprobó hoy la designación del ‘popular’ Javier Maroto como senador por la Comunidad de Castilla y León, así como la de los socialistas Teresa López y Fran Díaz, al lograr, en segunda votación, la mayoría simple, con 40 votos apoyos.

La candidatura logró los apoyos del PP (29) y de once de los 12 procuradores de Ciudadanos. Se registraron 39 votos en contra del PSOE, una abstención y un voto nulo, ya que un procurador escribió en la papeleta “a favor”, y no las expresiones contempladas“sí”, “no” o “abstención”. Hubo otras dos papeletas en las que escribieron ‘sí, a favor’, y la Mesa las dio por válidas, informa Ical

El Grupo Socialista, el mayoritario de las Cortes tras ser el ganador de las últimas elecciones autonómicas, se cerró en banda a que Maroto fuera designado, hasta el punto de votar en contra de su propuesta de senadores, ya que la votación era en bloque. En todo caso, tanto el secretario general de Juventudes Socialistas en la Comunidad, Fran Díaz, y a la secretaria provincial del PSOE de Valladolid, Teresa López, representarán a la Castilla y León en el Senado, junto a Maroto.

La propuesta de Díaz y López fue aprobada por unanimidad del Comité Autonómico del PSCyL, celebrado el pasado miércoles, 10 de julio, y ratificada por la Comisión Federal de Listas, celebrada hoy. Mientras, la propuesta del Grupo Parlamentario Popular del vicesecretario de Organización del PP, que en las pasadas elecciones generales no logró ser elegido diputado por su provincia, Álava, fue ratificada por el Comité Electoral Nacional. En los últimos días, se da por hecho que el exalcalde de Vitoria será el nuevo portavoz del PP en el Senado, en sustitución de Ignacio Cosidó, actualmente senador por la Comunidad.

Maroto ha participado en las Cortes en los actos de firma de los acuerdos de gobierno del PP y Ciudadanos, que han dado lugar al ejecutivo de coalición entre ambos partidos. Precisamente, la última vez que acudió a la Cámara autonómica fue a la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta.

Al término de la sesión, los senadores socialistas declinaron pronunciarse. Sí lo hizo el ‘popular’, quien agradeció la confianza de todos los procuradores del Grupo Popular así como del vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, del que aseguró que ha demostrado ser “más responsable que todo el Grupo Socialista junto”.

Maroto explicó que aunque Ciudadanos no tenía ningún representante en la lista, ha entendido “perfectamente” lo que era una acto en el que se designa a unos senadores en función de la proporcionalidad de los resultados electorales, mientras que el PSOE mantenía una actitud “poco razonable”. “Si hoy ha habido un elemento distorsionador en este hemiciclo ha sido ver por primera vez en la historia de Castilla y León a un grupo votando en contra de sus propios senadores autonómicos”, afirmó.

El vicesecretario de Organización del PP también anunció que, a partir de ahora, su presencia en Castilla y León será mucho más habitual. Por otra parte y preguntado sobre cómo se le puede explicar a los ciudadanos su designación como

Preguntado sobre su posición sobre el Condado de Treviño (Burgos), aseguró que asume todos los posicionamientos del programa electoral del PP de Castilla y León.

”Un escándalo”

El portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, que no hizo claraciones tras la celebración del pleno, explicó por la mañana por qué su formación votaría no. A su juicio, proponer a Maroto “es un escándalo absoluto”. “No vamos a apoyar a alguien que se empadrona aquí solo para ser senador y que no defiende, como ha demostrado, los intereses de la Comunidad”, enfatizó.

“Desde hace meses las decisiones sobre esta tierra se toman en Madrid sobre todas y cada una de las acciones que deben acometer el PP y Ciudadanos en el Gobierno Castilla y León”, denunció, para explicar que, además, la ley exige que para poderse empadronar en un lugar concreto de España se debe residir al menos la mitad del tiempo del año. Es “evidente” que el vicesecretario de organización del PP “no lo hace y se puede estar cometiendo un fraude”.

“No se puede permitir un nuevo cambalache” y que se coloque en el Senado a alguien como Javier Moroto “que defiende que Treviño forme parte del País Vasco” y que, por lo tanto, “atenta contra la integridad territorial de esta Comunidad”. También criticó que en otro tiempo el propuesto como senador se situase a favor de que el puerto seco que se había propuesto para situarlo en Pancorbo (Burgos) se cambiara a Álava, “perdiendo empleo y riqueza en esta Comunidad”, y también que votase a favor de las vacaciones fiscales vascas “que perjudicaban a las empresas a Castilla y León”.

"Falta de respeto"

En este sentido se pronunció el secretario autonómico de Podemos, Pablo Fernández calificó de “falta de respeto a la ciudadanía” que el senador electo por el Partido Popular fuera elegido con los votos de Ciudadanos, junto a los del PP. Fernández criticó que un senador “que no ha tenido ninguna vinculación con Castilla y León, nunca ha vivido en ella, y que ha defendido una política fiscal que supone un agravio comparativo para la comunidad”, haya sido elegido por las Cortes para representar a la autonomía en la Cámara Alta.

El procurador 'morado' se refirió también a Ciudadanos como “el mayordomo del PP” por abstenerse en primera votación, y votar 'sí' en segunda, y de realizar un espectáculo “patético y demostrando que las tragaderas del partido son infinitas”. Además, le pidió a la formación 'naranja' que “no tenga la desvergüenza” de volver a hablar de los desequilibrios y desigualdades entre territorios cuando en la votación apoyaron “a un señor que aboga porque el País Vasco tenga una fiscalidad diferente, mejor que la de otra Comunidad Autónoma”.

Cs propone cambiar la ley

Mientras, la portavoz del Grupo Ciudadanos, Ana Carlota Amigo, anunció que ha propuesto al PP un cambio en la ley que regula la designación de senadores autonómicos, para que en esta misma legislatura los tres representantes de Castilla y León en la Cámara Alta sean elegidos entre los procuradores, como se venía haciendo hasta el año 2000.

Amigo, que mostró su sorpresa por el voto en contra del PSCyL a sus propios candidatos, también explicó que ninguna comunidad en la que se designan senadores autonómicos Ciudadanos se ha opuesto, ni siquiera en el caso de Cataluña con Miquel Iceta, “a pesar de ser una persona que apoya el indulto para los golpistas”.

La portavoz de Cs argumentó que en la actualidad hay cinco comunidades que tienen este sistema de elección de los senadores y para su partido lo importante es que sean los propios ciudadanos los que, previamente, elijan a las personas que luego pueden convertirse en senadores y que no sean los propios partidos los que tomen esta decisión.

Preguntada por el cambio de parecer de Cs, que en la primera vuelta se abstuvo y en la segunda, minutos más tardes, votó a favor, permitiendo la elección del popular Javier Maroto, Amigo explicó que su grupo quería tener la confirmación del voto en contra de los procuradores socialistas, ya que tenían claro que en ningún momento bloquearían el proceso de elección, por lo que en la segunda vuelta su voto fue favorable.

Sobre la elección de un candidato como Javier Maroto que no tiene ninguna vinculación con Castilla y León, Amigo argumentó que “se cumple la ley”, y criticó que PSOE, PP y el Grupo Mixto cambiaran en el año 2000 el sistema de elección de los senadores autonómicos.

Además, también dejó claro que la negociación con el PP para cambiar el sistema de la elección senadores no es ninguna “moneda de cambio” por haber apoyado a Maroto y si un “beneficio para los votantes de Castilla y León”.

Un 'paripé'"

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, mostró esta tarde su sorpresa por la postura del PSCyL, y aseguró que si hubiera querido que Javier Maroto no fuera designado, la única fórmula era retirar la candidatura. “Han protagonizado este paripé, votando en contra a pesar de saber que sus candidatos serían elegidos, para tapar el problema interno que tienen con Teresa López, exalcaldesa de Medina del Campo, y darla la patada hacia arriba”.

De la Hoz criticó los argumentos del PSOE y aseguró que sólo vienen a reafirmar que el Grupo Socialista se conforma de forma “infantil, soez y, en ocasiones como ésta, ridícula”. Además, rechazó que se puede hablar de fraude de ley en la elección de Javier Maroto, y se refirió a la situación del socialista Óscar López, que nunca residió en Castilla y León pero que también fue senador autonómico por esta Comunidad, dijo.

 


Las más vistas