Por un buen puñado de bocatas

R.P.B. / Burgos
-

La iniciativa solidaria Reto8 quiere recoger hoy el mayor número de almuerzos y meriendas para niños, que serán repartidos en el mismo día por los voluntarios de Cadena de Favores

Azu Ubierna y su hija Nerea esperan hoy a los burgaleses más solidarios en la plaza del Rey San Fernando. - Foto: Jesús J. Matías

Jesús y Sandro, padre e hijo afincados en Barcelona, lanzaron hace unos días a las redes sociales el proyecto Reto8, iniciativa solidaria para ayudar a los niños más desfavorecidos: invirtieron 8 euros e hicieron con ellos 8 bocadillos, que repartieron entre aquellos que lo necesitan.El vídeo, viral, llegó a Burgos. Azu Ubierna y su hija Nerea, criatura de 7 años resuelta a cambiar el mundo, lo vieron y, tras ponerse en contacto con los impulsores, se han querido sumar a la iniciativa convocando a los burgaleses a que lleven hoy, entre las 10,30 y las 12,30 horas en la plaza del Rey San Fernando, bocadillos, bebidas, fruta, batidos, galletas...
Cualquier alimento que pueda servir de almuerzo y merienda a niños. Los voluntarios de Cadena de Favores serán los encargados de recoger y repartir, desde el momento en que cumpla la hora convenida e inmediatamente después, lo que se haya conseguido
«Yo he vivido en directo cómo se emocionó una niña al recibir una nectarina. ¡Emocionada! Así que cómo no íbamos a colaborar con Reto8», explica Azu, que ya ha tomado parte en otras ocasiones en iniciativa de Cadena de Favores. Precisamente fue ella quien se dirigió a este colectivo para que le echaran una mano para desarrollar el proyecto. Les faltó tiempo, claro, y serán ellos, conocedores de los hogares en los que más se está sufriento, quienes repartirán con toda celeridad los bocadillos y cuantos productos tengan a bien llevar los burgaleses a esta cita.
«No sólo queremos participar en el reto, sino también sensibilizar a la gente, llamar la atención sobre la cantidad de niños que a nuestro alrededor, en esta ciudad, están pasando hambre. En estas iniciativas todo el mundo responde de una forma muy rápida y esperamos que mañana (por hoy) colabore con nosotros muchísima gente», apunta Azu, que lleva incluso una camiseta con el eslógan de Reto8, al igual que su hija.
El reto es bien sencillo. Consiste en invertir 8 euros en alimentos para que 8 personas necesitadas, especialmente niños, puedan comer. Esos 8 euros están al alcance de muchos burgaleses. «Se trata de hacer un acción puntual, inmediata, y a la vez concienciar de esa realidad.Por eso hacemos un llamamiento a todos los burgaleses, que son muy solidarios. Que aquí no somos fríos, que somos solidarios. Sólo hay que imaginar lo que podríamos conseguir para un montón de niños.