scorecardresearch

Un equipo ambicioso con 321 soñadores

Agencias
-

La delegación española participa en 29 disciplinas y aspira a pelear por superar la veintena de medallas de Barcelona'92 o de Atenas 2004

García Bragado marcará historia al participar en ocho Juegos. - Foto: Alejandro Garcia

La pandemia de coronavirus, que retrasó un año el gran evento deportivo mundial de la XXXII edición de los Juegos Olímpicos, no debe ser un obstáculo para la delegación de 321 deportistas que lleva España en busca de mejorar su última actuación en Río de Janeiro hace un lustro, donde firmó 17 metales, siete oros, cuatro platas y seis bronces. 
La delegación española, compuesta por 184 hombres y 137 mujeres, que participarán en 29 disciplinas del programa olímpico, aspira a superar la veintena de preseas cosechadas solo en Barcelona’92 (22 medallas) o las 20 de Atenas 2004.

 

Históricos

El equipo nacional acude sin algunos de sus grandes referentes como la volantista Carolina Marín y el tenista Rafa Nada, pero sí mantiene otras figuras como Pau Gasol, Lydia Valentín, Orlando Ortega, Alejandro Valverde o Sandra Sánchez. Mención especial merecen Jesús Ángel García Bragado y Teresa Portela, que harán historia para el deporte nacional en Tokio. El marchador madrileño, a sus 51 años, se convertirá en el atleta con más participaciones, ocho, y espera firmar una buena despedida en el adiós también de los 50 kilómetros, mientras que la palista gallega, de 39 años, romperá el récord nacional de presencias olímpicas, con seis, aunque no ha descartado oficialmente continuar su trayectoria y presentarse en París.

 

Jóvenes

En el polo opuesto, Julia Benedetti, la benjamín con 16 años y que participará en skate, uno de los deportes nuevos junto al surf y el kárate y en el que la gallega será una de las veteranas. No en vano, la japonesa Kokona Hiraki competirá con solo 12.

 

Extenso palmarés

Deportes como la vela o el piragüismo, los dos de mayor palmarés olímpico con 19 y 16 medallas respectivamente, que tienen delegaciones potentes, mientras que a nivel individual, además de las ya mencionadas, hay figuras relevantes como el golfista Jon Rahm, el judoca Nikoloz Sherazadishvili, los triatletas Javier Gómez Noya y Mario Mola, el gimnasta Ray Zapata, el atleta Mohamed Katir, la tenista Garbiñe Muguruza o la tiradora Fátima Gálvez candidatas al medallero.

 

Colectivos

Si el nivel deportivo de un país se mide por el número de equipos que clasifica para los Juegos, España puede presumir de estar solo por detrás de Estados Unidos y Australia. Presenta ahora a los dos de baloncesto, balonmano, waterpolo y hockey y al masculino de fútbol.

 

Opciones claras

En atletismo Orlando Ortega, actual subcampeón olímpico y bronce mundial en 110 m vallas, volverá a tirar del carro. España también ha encontrado un nuevo talento en Mohamed Katir, nacido en Marruecos y afincado en Murcia desde los cinco años, que este curso ha revolucionado el medio fondo batiendo tres récords nacionales carísimos, los de 1.500, 3.000 y 5.000 metros. Fuera de Ortega y Katir, la siempre sólida triplista Ana Peleteiro y un caso tan emotivo como histórico, el del eterno Jesús Ángel García Bragado, que batirá todos los récords de longevidad olímpica. Será su octava cita. Ante las bajas renombradas, Pablo Carreño, Alejandro Davidovich, Carla Suárez o Garbiñe Muguruza son garantías de éxito y, en el golf, el ‘número uno’ mundial y reciente campeón del Abierto de Estados Unidos, Jon Rahm, son un seguro de vida.

 

La vela

El deporte español con mejor historial olímpico, la vela, se marchó de vacío de los Juegos de Río. Ahora es cuando puede ganar las de Tokio y recuperar las de Río.