La CHD limpiará el Arlanza en Salas de los Infantes

DB
-

Actualmente se trabaja en el río Vena, cerca de Villamórico, y en el Cubillo, en Villahoz. También se realizan labores de retirada de tapones en el Riaza, entre Torregalindo y Fuentecén, aunque se ha pasado para respetar la nidificación de las aves

Las diferentes labores tienen un presupuesto cercano a las 500.000 euros.

La Confederación Hidrográfica del Duero, Organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, tiene previsto ejecutar este año un presupuesto de 500.000 euros en diversas actuaciones para la mejora de las condiciones hidrológicas de cauces en la provincia de Burgos. Entre ellas, proyecta la limpieza de vegetación en el río Arlanza a su paso por el término municipal de Salas de los Infantes.
Las tareas contempladas persiguen la mejora del estado ecológico de ríos y arroyos, así como facilitar la circulación de las aguas. En este sentido, como normal general, los trabajos consisten en la roza y poda selectiva, la eliminación de arbolado seco y caído con el fin de mejorar la capacidad de desagüe del cauce y reducir el riesgo de desbordamientos, informa el organismo en un comunicado de prensa.
Actualmente, se están llevando a cabo trabajos de tratamiento selvícola en el río Vena, en las proximidades de la localidad de Villamórico, en el término municipal de Arlanzón. Asimismo, se encuentra en fase de ejecución, aunque paradas temporalmente para respetar la época de nidificación, las actuaciones de retirada de tapones en el río Riaza, en un tramo de unos 13 kilómetros desde Torregalindo hasta el puente de la Nacional 122, en el término municipal de Fuentecén, y también labores de limpieza en el río Cubillo, en término municipal de Villahoz (Burgos).
Por otra parte, se han llevado a cabo actuaciones en el río Arlanzón en el término de Buniel; en el río Cerezo en los términos de Robredo, Temiño y Riocerezo; en el río Cueva, en el término municipal de Cueva de Juarros; en el río Esgueva en Bahabón de Esgueva: en el río Puentevilla en Gumiel de Izán; en el arroyo Moral en Fuentemolinos; y en el arroyo Salgüero en Sagüero de Juarros, las cuales se encuentran finalizadas.
Estas actuaciones persiguen, además de favorecer la circulación del agua como medida de protección frente a avenidas, la recuperación de la vegetación arbórea de ribera autóctona que actúa como sumidero de CO2, contribuyendo así a minimizar el efecto invernadero.