Las piscinas de Mena son las más asequibles de la comarca

A.C.
-
Las piscinas de Mena son las más asequibles de la comarca

Los abonos para una familia con dos hijos pequeños cuestan 38 euros, frente a los 110 de Espinosa

Con la inminente llegada del verano, diez complejos de piscinas municipales abrirán sus puertasen Merindades. Las primeras serán las de Villarcayo que estrenan este sábado la temporada y la terminarán más tarde que ningún otro municipio, el 15 de septiembre. Las fechas varían de unos municipios a otros, pero los abonos que pagarán los vecinos por darse un chapuzón también. Las modalidades son muy diversas, pero si elegimos lo que ha de pagar una pareja con dos hijos pequeños, las piscinas del Valle de Mena resultan ser las más asequibles de la comarca y a mucha distancia de las siguientes, ya que su abono tan solo cuesta 38 euros por temporada y además incluye el uso de numerosas instalaciones deportivas durante el resto del año. En el otro extremo se encuentra Espinosa de los Monteros, que cobraría 110 euros, mientras que en Villarcayo, la temporada saldría por 89,2 euros; en el Náutico de Medina, por 82;y en Trespaderne, por 73,5, siempre con precios para empadronados. 
En el caso del Valle de Tobalina no hay abonos y solo está previsto el pago de entradas diarias, que son las más baratas de Las Merindades, 1 euro para los adultos y 75 céntimos para los niños de 7 a 14 años. El resto de las entradas individuales para adultos oscila entre los 4 euros de Villasana, la más cara, y los 2,7 de Villarcayo.
Los ayuntamientos trabajan estos días para tenerlo todo a punto. Las piscinas de Villarcayo comenzaron a llenarse el martes y para el sábado estarán listas para recibir los primeros bañistas. Después llegará la apertura del Náutico de Medina de Pomar, prevista para el próximo día 21 hasta el 8 de septiembre, y la de las piscinas del Valle de Tobalina que abrirán el 22, también hasta el 8 de septiembre. El resto, mayoritariamente, se decantan por reducir la temporada a dos meses, entre el 29 de junio y el 1 de julio y el 31 de agosto o 1 de septiembre para coincidir con los fines de semana.
37 empleos. En su mayoría, los consistorios de Las Merindades apuestan por una gestión directa de las piscinas municipales, salvo los de menor entidad. Medina de Pomar ya ha contratado a dos socorristas, tres taquilleros y cinco peones de mantenimiento y limpieza para atender el Náutico y las piscinas de Miñón, mientras que parte del personal de las climatizadas también apoyará la plantilla de las de verano. En Villarcayo, las contrataciones realizadas son ocho, tres socorristas que compartirán las piscinas municipales y las naturales del río Nela en el Soto (1 de julio-30 de agosto), tres taquilleros y dos empleados de mantenimiento.
En el Valle de Mena, a los dos operarios de Deportes de la plantilla se han sumado para este verano dos más y luego vendrán dos socorristas, mientras que en Trespaderne se contratarán dos socorristas y tres taquilleros. En Espinosa, el Consistorio sumará dos socorristas y dos taquilleros. En Tobalina también se prevén dos socorristas y un taquillero, mientras que Soncillo contará con un socorrista y dos taquilleros. En Nofuentes, Pedrosa de Valdeporres y Quincoces de Yuso serán empresas privadas las que se hagan cargo de estas instalaciones. Así pues, los consistorio crearán 37 empleos directos más los indirectos que se vincularán a la explotación de sus bares y cafeterías, todos en manos privadas.