Gesta histórica del San Pablo ante el Real Madrid

C.P. / Valencia
-

El San Pablo se merienda al vigente campeón de liga en un auténtico partidazo y sueña con el pase a las semifinales (87-83)

GALERÍA

Espectacular victoria de San Pablo Burgos frente al Real Madrid

El San Pablo ha conseguido esta tarde una victoria histórica (87-83) ante el Real Madrid y se ha quedado muy cerca de las semifinales de la Liga Endesa. Nadie se lo esperaba, pero los burgaleses lo bordaron para tumbar por primera vez en su historia al conjunto blanco, que no supo encontrar soluciones para parar a los azulones.

El conjunto burgalés tardó en entrar al partido y los blancos no le perdonaron ese despiste (2-12), pero con el paso de los minutos se entonaron, apretaron más en defensa y encontraron el acierto que les había faltado al principio. De hecho, se pusieron por delante en el marcador, aunque dos tiros libres de Carroll les impidieran irse a la pausa en ventaja (22-23).

Precisamente, fue el americano el que más daño hizo a los azulones en el segundo parcial. El cuadro de Laso trató de romper el partido a base de triples, pero el San Pablo se aplicó en el rebote y estuvo fino arriba para colocar la sorpresa al descanso (44-41).

Pablo Aguilar, puño en alto. Pablo Aguilar, puño en alto. - Foto: Valdivielso

No bajó el pistón tras el descanso y, guiado por un buen McFadden y un inspirado Bassas, continuó poniendo contra las cuerdas al campeón (65-55). A falta del tramo decisivo, los pupilos de Peñarroya lideraban por seis puntos el marcador.

La pregunta era clara ¿Aguantaría el tipo ante un Real Madrid con una rotación tan larga? Estaban muy cerca de una gesta histórica hasta que apareció el de siempre, Sergio Llull, para intentar aguar la fiesta a los burgaleses (72-74). Aun así, no desistieron y, a falta de 1.23 minutos, el electrónico reflejaba 83-81.

El final fue de infarto, pero supo aguantar y llevarse el segundo triunfo de la fase final. Una victoria muy dulce ante el campeón.

Jasiel Rivero pugna por un balón con Randolph. Jasiel Rivero pugna por un balón con Randolph. - Foto: Valdivielso