En 'guerra' por el agua en Las Machorras

A.C.
-

El ganadero amenaza con ir al juzgado y el regidor dice que la ley no obliga a dar servicio en suelo rústico

El ganadero y empresario José Luis Ortiz posa ante su obrador de quesos y yogures. - Foto: Ana Castellanos

El suministro de agua en los valles pasiegos es una difícil tarea. A día de hoy, los nueve depósitos que gestiona la junta vecinal de Las Machorras abastecen a 300 cabañas, pero el servicio que presta la pedanía no llega a muchas construcciones, que siguen dependiendo de las antiguas captaciones de las que se suministraban todas las cabañas hasta hace dos décadas. Una de ellas es la vivienda y el obrador de productos lácteos de Ganadería Ortiz. El empresario y ganadero José Luis Ortiz lleva años reclamando un enganche a la red pública, pero el alcalde de Las Machorras, Roberto Ortiz, no le da respuesta. El regidor alega que el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León no obliga a las administraciones públicas a prestar este servicio fuera del suelo clasificado como urbano y en los valles pasiegos todo es rústico. El empresario amenaza con ir a los tribunales.
El titular de Ganadería Ortiz teme la llegada del verano y nuevos problemas de escasez de agua. El verdor de los valles pasiegos contrasta con las dificultades que muchas veces encuentran sus vecinos para obtener el agua necesaria para su ganado o sus casas. La antigua captación de El Lago, que el ganadero heredó, suministra a 13 cabañas, algunas deshabitadas, cuyos titulares se tienen que ocupar del mantenimiento de la misma. Ortiz precisa de agua clorada para su obrador de quesos y yogures, por lo que cuenta con un depósito privado de 30.000 litros en su propiedad, que vigila para que cumpla con todas las garantías sanitarias.
El empresario insiste en exigir «igualdad» respecto de otros vecinos que sí cuentan con agua de la red pública.«Soy el único que vivo los 365 días en Las Machorras y carezco de agua de la junta vecinal». Achaca a motivos políticos la negativa a darle enganche a la red pública. Lo solicitó por escrito en julio del pasado año. De nuevo, en noviembre. El alcalde de la pedanía no le contesta. Ortiz ha acudido al alcalde de Espinosa de los Monteros, Raúl Linares, quien señala que «Las Machorras tienen una idiosincrasia especial, porque no es igual abastecer a cientos de cabañas diseminadas por mil hectáreas de suelo rústico que a una población». Linares aboga por dialogar con Roberto Ortiz y «crear un reglamento que ordene la situación para intentar poner remedio».
El empresario afirma que su casa se podría conectar al depósito de Bustulama o al del Costal, que abastece a la localidad de Las Machorras, pero el alcalde afirma que el depósito de Bustulama, de 40.000 litros, «se ha declarado en precario, porque no se puede garantizar el suministro de agua y no se cobra ni la tasa a los vecinos». El del Costal, de 70.000 litros, que ya abastece a 80 viviendas «no admite más enganches», defiende Ortiz. 
El alcalde de Las Machorras asegura que Ganadería Ortiz no es la única empresa que se abastece de una captación privada y que en su misma situación hay otros negocios como el Asador Castro Valnera, de Salcedillo, o el Refugio Castro Valnera, en el alto de Lunada. De la mitad del puerto de Lunada hacia arriba, incluida la estación de esquí, los suministros son privados, algo que también les sucede a cabañas de Río Trueba o Rioseco. El regidor relata que la red de suministro de los cuatro ríos pasiegos se mantiene gracias al trabajo desinteresado de los integrantes de la junta vecinal o de lo contrario, «sería inviable».