Albert Sàbat guía el buen comienzo de Autocid

Área 11 / Pamplona
-

Último cuarto. Los jugadores de Andreu Casadevall tuvieron que emplearse a fondo para superar al Planasa Navarra. El base gerundense exhibió su talento anotador con 28 puntos (6 triples)

Pep Ortega contempla un apurado lanzamiento de Miguel Lorenzo en el Pabellón Anaitasuna. - Foto: Jesús Caso (Diario de Navarra)

Planasa 70 - Autocid Ford 80

 

Planasa

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Cristian Díaz    8    27:14    2    1    0
Joaquín Bonhome    4    19:26    1    3    5
Alejandro Urtasun    12    25:09    0    4    15
B. Sebirumbi    4    16:10    3    6    5
Alejandro Navajas    12    26:44    1    10    16

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Rai López    3    13:02    3    2    0
Anton Savitski    2    08:34    0    0    0
Enrique Suárez    6    21:39    0    3    6
Martin Durchev    13    18:28    1    5    7
Miguel Lorenzo    6    23:34    0    6    7


TOTAL    70        11    40    61

 

Autocid Ford

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Albert Sàbat    28    29:50    2    0    30
Jeff Xavier    2    27:24    3    2    -4
Antonio Peña    15    31:28    0    6    16
Jorge García    6    18:50    0    4    6
Taylor Coppenrath    4    27:26    2    13    12

Nombre    Ptos    Min.    As.    Reb.    Val.
Juan A. Aguilar    4    15:22    1    1    4
Romà Bas    5    16:07    1    2    1
Pep Ortega    16    21:10    2    11    21
Sergio Olmos    0    12:23    0    1    4


    
TOTAL    80        11    40    90

 

 


Autocid Ford inicia la campaña ganando. Jugaba ante el Planasa Navarra, quien le puso el partido difícil en los tres primeros cuartos, pero el talento anotador de Albert Sàbat fue determinante para sentenciar la victoria en el último cuarto. Anotó 28 puntos y dio 2 asistencia. Fue el MVP del partido con 30 puntos de valoración.
A Autocid Ford le costó anotarse el triunfo en su visita a Pamplona. Y es que el encuentro estuvo igualado hasta el final del tercer cuarto. Pero en la recta final Planasa Navarra acusó el gran esfuerzo físico realizado en los tres cuartos anteriores y los de Andreu Casadevall mantuvieron la intensidad defensiva hasta el final, consiguiendo el triunfo.
La plantilla castellana viajó ayer a Pamplona para dar el pistoletazo de salida a la LEB Oro enfrentándose a Planasa Navarra, un equipo que aunque este verano ha perdido a hombres como Iñaki Narros, Iñaki Sanz y Ondrej Starosta, ha formado un buen bloque, plagado de jugadores nacionales y con mucha ambición.
De entrada, sin embargo, navarros y burgaleses dejaron evidenciar la falta de rodaje típica de los inicios ligueros y el encuentro estuvo marcado por la igualdad absoluta, así, aunque de inicio fueron los anfitriones quienes parecieron abrir una buena brecha en el luminoso (4-1), aunque dos canastas consecutivas de Antonio Peña colocaban a los burgaleses por delante en el marcador (4-5).
El partido era de ida y vuelta y las canastas se sucedían en uno y otro aro, provocando continuas alternancias en el marcador y sin que ninguno de los dos equipos consiguiese irse con más de uno o dos puntos de ventaja. Así las cosas, un intercambio de triples dejaba el marcador en un ajustado 11-10 a falta de 3/47 para el final del primer cuarto. Pero entonces, un par de balones perdidos por los locales, junto a un triple de Albert Sàbat y una canasta de Romà Bas (que ayer volvía a la que fue su casa), colocaron el 11-15 en el electrónico.

triples navarros
Parecía que los de Andreu Casadevall por fin conseguían una ventaja relativamente cómoda, pero el buen trabajo defensivo de los hombres de Ángel Jareño, que obligaba una y otra vez a los burgaleses a tirar desde fuera, y un triple final de Quique Suárez, volvían a apretar el luminoso, colocando el 14-15 con el que se acabarían los primeros diez minutos de partido.
Pero el segundo cuarto comenzó con un Autocid Ford mucho más enchufado que su rival. Los de Casadevall parecían haber encontrado la manera de penetrar en la zona local y de salida consiguieron colocarse de nuevo con tres puntos de ventaja (16-19), lo que llevó a Ángel Jareño a solicitar su primer tiempo muerto a falta de 7/42 para el descanso.
Le funcionaron la charla y los cambios. A la vuelta su equipo volvió a imprimir un alto ritmo a su juego y a defender con máxima intensidad, lo que cortó de raíz el despegue burgalés y volvió a meter a los pamplonicas en el partido. Así, el partido volvió a igualarse tanto, que un triple de Alex Urtasun les colocaba de nuevo por delante (23-22), a falta de cinco minutos para el descanso.
La reacción navarra no se quedó ahí y Planasa tomó la manija del encuentro, obligando a Andreu Casadevall a pedir tiempo muerto a falta de cuatro minutos para el descanso y cuando los pamploneses tenían dos tiros libres para colocarse con tres de ventaja (25-24). Y es que aunque Burgos conseguía una y otra vez neutralizar las ventajas locales e impedir que Planasa abriese brecha en el luminoso, lo cierto es que el equipo iba a remolque y a Andreu Casadevall no le gustaba lo que veía. Pero el encuentro volvió a decantarse entonces a favor de Burgos, que colocó el 27-32 en el luminoso, pero entonces un triple de Alex Navajas y otro de Rai López colocaban el 33-32 justo cuando el encuentro llegaba al descanso.
Tras el paso por vestuarios, Autocid conseguía colocarse por delante en el marcador y, tras un triple de Jorge García al aprovechar una perdida de balón local ponía el 35-39. Pero lo cierto es que los de Casadevall necesitan aún mejorar y no conseguían mantener la intensidad necesaria para evitar que el rival consiguiese, una y otra vez, neutralizar las diferencias. Así las cosas, un triple de Cristian Díaz y dos tiros libres de Quique Suárez volvían a colocar a Planasa por delante en el luminoso (40-39, minuto 26).
Los locales echaban una y otra vez mano de casta y derroche físico para paliar su menor calidad técnica, aunque Burgos conseguía de nuevo irse en el luminoso. Dos triples consecutivos Albert Sàbat otorgaban 6 puntos de ventaja (44-50) a falta de 2,47 para el final del cuarto, obligando a Jareño a solicitar tiempo muerto. Autocid Ford reaccionó, mantuvo la intensidad defensiva y el acierto en ataque, cerrando el cuarto con 50-56.
En los últimos diez minutos de partidos, los jugadores de Andreu Casadevall se dejaron de concesiones, se emplearon a fondo, impusieron el ritmo de partido y sentenciaron la victoria. Presionaron por todo el campo, robaron balones, cerraron el rebote y anotaron tanto por fuera como por dentro. La combinación de Juan Aguilar y Albert Sàbat en la pista resultó muy fructífera para Autocid. Se anotó desde fuera y se metieron muy buenos balones a los interiores, momentos en el que Taylor Coppenrath dispuso de más balones para estar más acertado en ataque. Al final, justa victoria de Autocid (70-80).