"Quiero un Burgos que ilusione y luche por el play off"

J.C.M.
-

Fernando Estévez acaba de renovar dos años con el Burgos y su objetivo es claro, luchar por entrar entre los cuatro primeros la próxima temporada

"Quiero un Burgos que ilusione y luche por el play off" - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Fernando Estévez (Capileira-Granada, 1979) acaba de renovar su contrato con el Burgos CF. El nuevo grupo propietario del club burgalés, liderado por Antonio Caselli, ha confiado su nuevo proyecto al técnico granadino para las dos próximas temporada. Estévez llegó al Burgos en la jornada 10, para suplir a José Manuel Mateo y sacarlo del pozo e la clasificación. Lo consiguió, con mucho sufrimiento, y certificó la salvación en la penúltima jornada tras ganar 2-1 al Celta B. Ahora iniciará él la temporada, participará en las decisiones sobre la plantilla y afronta el reto de llevar al Burgos al play off, algo que ya consiguió con el Marbella hace dos temporadas.
¿Cómo se ha cerrado su renovación?
Partimos de una base sencilla. Manifesté que me gustaría estar en un proyecto ambicioso, en el que se tuviese en cuenta mi opinión. Y cuando dos partes quieren se llega a un acuerdo fácilmente.
¿Cuál es ese proyecto?
En primer lugar, a nivel extradeportivo, tener un equipo profesional. Ellos tienen una amplia trayectoria a nivel de empresa y a nivel de fútbol y eso se nota en cómo quieren organizar el equipo. Y en segundo lugar, elevar el nivel de club, de infraestructuras e instalaciones y me han demostrado el nivel del proyecto que quieren emprender. Creo que viene gente con sentido común, que sabe que estamos en Segunda División B, y sin tirar la casa por la ventana se va a hacer un esfuerzo para hacer una plantilla de jugadores de Segunda B importante. Todo eso metido en una coctelera hace que el proyecto sea serio, ambicioso, potente para poder competir y aspirar a jugar el play off. Eso es determinante.
¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado Fernando Estévez?
Tengo claro que quiero crecer como entrenador. Hacer un equipo potente, que ilusione a la afición, que luche por estar en esos puestos de play off.  Ya lo he manifestado más de una vez, quiero un proyecto donde pueda seguir creciendo como entrenador y darle a Burgos esa alegría que merece su afición.
Ha influido en su decisión la duración del contrato de dos años.
No, honestamente para mi lo importante era el proyecto. Al final han sido dos años y eso demuestra que apuestan por el entrenador y el cuerpo técnico. Me parece otro punto más del sentido común que quieren introducir en la gestión del club.
Poco después de finalizar la Liga escribió una carta con sabor a despedida. ¿Qué ha cambiado para aceptar finalmente seguir en el Burgos?
Mi despedida no tuvo nada que ver con el grupo argentino, tuvo que ver con un proceso que se había iniciado y en el que yo no quería interferir por ninguna de las partes. En segundo lugar, si querían a Fernando Estévez debían hablar con Fernando Estévez. En ese sentido hemos tenido reuniones por espacio de seis u ocho horas y en ese tiempo dio para hablar de muchas cosas y ver que de verdad me querían, que era un proyecto serio e importante en el que yo quería participar.
¿Ha influido también que tendrá poder de decisión en la formación de la plantilla?
Lo que único que quería es que mi opinión fuese tenida en cuenta porque conozco bastante bien la categoría. En ese sentido ha habido buena sintonía con la dirección deportiva y es evidente que ese ha sido otro elemento que me ha ayudado a decidirme.
Hay seis jugadores con contrato, ¿quiere renovar a alguno más?
Honestamente es algo de lo que no hemos hablado todavía. Primero hay que decidir el cuerpo técnico y a partir de ahí crear el armazón de la plantilla. Antes de expresar ninguna opinión sobre los jugadores que he tenido quiero hablar personalmente con ellos.
¿Y respecto al cuadro técnico?
Hay que decidirlo e igual que van a ser los jugadores los que se enteren por mi boca, si hay cambios en el cuerpo técnicos los primeros en saberlo serán ellos.
¿Qué cosas cree que hay que mejorar en el club?
Ellos ya tienen esa predisposición. Ya saben las carencias que tiene el club, el margen de mejora que tiene el Burgos sobre todo para acercarse a la ciudad, que es lo más determinante. Van a empezar a dar pasos, tienen esa inquietud, y me hacen tener la sensación de que quieren mejorar el club y el equipo.
Parece que uno de sus objetivos es enganchar desde el inicio a la afición.
Esa chispa que ha explotado en los dos últimos meses hay que aprovecharla y convertirla en fuego. No tiene sentido dar pasos que nos alejen de la afición. Si hemos conseguido que salte esa primera chispa e ilusionar a la grada hay que aprovecharla.
¿Qué balance hace de la temporada ya finalizada?
Creo que ha sido una temporada de crecimiento. Cuando llegué el equipo estaba en caída libre y creo que logramos darle estabilidad y forma de lo que puede ser un proyecto importante. Ojalá le podamos dar continuidad porque hemos trabajado mucho para darle una base. La temporada, desde la globalidad, no ha sido positiva porque un equipo como el Burgos, con ese presupuesto, no se puede conformar con la decimotercera plaza. Desde que yo llegué logramos frenar esa caída y dar una estabilidad que ha permitido formar una base para el futuro.
¿En qué grupo quiere jugar la próxima temporada?
En el segundo.
¿Qué tipo de equipo quiere?
Un equipo ganador, que corra, que haga, que conecte con la grada. A partir de ahí es evidente que tenemos que mejorar. La solidez defensiva la tenemos y hay que mejorar el nivel ofensivo.
¿Qué opina del problema en el que se han metido tres de sus jugadores?
Hay demasiado ruido para lo que realmente pasó. En este sentido yo rompo una lanza en favor de los jugadores y espero que se aclare pronto.