Elisa Hernández supera al sprint a Lidia Campo en Fuente Prior

Ana Isabel Angulo / Burgos
-

Óscar Cavia gana con comodidad el popular Cross Félix Hernando

Pese al esfuerzo final, Lidia Campo (i) fue sorprendida por Elisa Hernández, que ganó el Trofeo Félix Hernando. - Foto: Valdivielso

El titánico duelo en los últimos metros entre Elisa Hernández y Lidia Campo fue lo más espectacular en el Trofeo Félix Hernando, que contó con una participación cercana a los 900 atletas. La corredora popular del Ibercaja Capiscol sorprendió a la medio fondista burgalesa, protagonizando la sorpresa de la competición de cross. En chicos, los pronósticos se cumplieron y Óscar Cavia se impuso con autoridad y apenas desgaste.
La carrera femenina estuvo comandada de principio a fin por Lidia Campo y Elisa Hernández. Ambas lograron una considerable ventaja en el circuito con respecto a las demás competidoras. Fue en la última curva, cuando la atleta del Valladolid cambió de ritmo y se adelantó unos metros. Confiaba en sus fuerzas y en la victoria, pero en los últimos metros Elisa Hernández la superó y conquistó la victoria. «No esperaba que estuviera tan cerca», alegaba Lidia Campo. Por su parte, Elisa reconocía que «cuando ella ha atacado yo lo he aprovechado para recuperar, pues había estado toda la carrera llevando el ritmo. Necesitaba recuperarme pues sé que es muy buena en los 1.500 metros. Me he reservado y en el último metro he hecho el esfuerzo final».
Elisa Hernández confesaba estar contenta «es la prueba de mi club, en el que me tratan muy bien, especialmente Félix (Novoa) y María (García). Lo próximo será el Regional de cross largo en Valladolid y quizás me centre en los 5.000 de pista». En la carrera masculina la fortaleza de Óscar Cavia no dejaba lugar a dudas. Era el favorito y así lo demostró. En la segunda vuelta estaba en cabeza con un grupo formado por David Cantera, Rubén Ceballos, Ángel de Miguel y Diego Herrera. Con un ritmo vivo, pero no excesivamente exigente, controlaron la prueba. A falta de dos vueltas para terminar ya había dejado atrás a Herrera de De Miguel. La terna estaba hecha y toda la ventaja era para Óscar Cavia, que estaba muy cómodo. En los metros finales, incrementó el ritmo y se impuso fácilmente a Rubén Ceballos.
«El cross ha coincidido con varias carreras, donde están los rivales con los que suelo competir. Ha sido una carrera fácil», admitía Óscar Cavia, ganador del Trofeo Félix Hernando, que contó con una elevada participación y una representación de jóvenes atletas de la Escuela de Venta de Baños, dirigida por Marta Domínguez.