Alumnos piden a la UBU concreción sobre el inicio del curso

B.G.R.
-

Tanto el Frente de Estudiantes como el Caubu ven necesario que se detallen las medidas a tomar, pensando sobre todo en los alumnos de otras provincias

La institución académica acordó en mayo que las clases tradicionales volverían en septiembre. - Foto: Patricia

El anuncio de la Universidad de Burgos del pasado 22 de mayo sobre el arranque presencial del próximo curso, «si es posible», ha creado incertidumbre entre el alumnado, que reclama al Rectorado una mayor concreción sobre los planes académicos para septiembre. Su mayor preocupación se centra en aquellos estudiantes que proceden de otras provincias, y que representan casi la mitad del total de matriculados, respecto a cuestiones que tienen que ver con la renovación de sus alquileres o alojamientos.

La petición de información es compartida tanto por el Frente de Estudiantes como por el Consejo de Alumnos de la UBU (Caubu). De hecho, la primera agrupación remitió una carta el pasado lunes al rector, Manuel Pérez Mateos, en la que exponía las inquietudes del colectivo, haciendo referencia, precisamente, al citado anuncio oficial que adoptaron las cuatro universidades públicas de la región y la Consejería de Educación. «Podemos deducir que existe una posibilidad de que se vuelva a recurrir a la docencia online como consecuencia de la crisis derivada de la covid-19», recoge la misiva, en la que se hace referencia a los universitarios de fuera de Burgos.

En este sentido, expone que son ellos los que «precisamente se encuentran en una situación de indecisión por no saber si continuar con sus alquileres de pisos, reservarlos para el inicio del próximo curso o simplemente rescindir el contrato». De igual forma, aseguran que entienden el momento que se está viviendo, así como «el grado de imprevisibilidad de una pandemia mundial», si bien subrayan que «nos gustaría que se comunicase con la mayor precisión y anticipación posible la decisión que se haya tomado o se prevea tomar» sobre cómo empezará el curso.

Dentro de ese escenario de presencialidad, la institución académica aseguró que se realizarán test serológicos a la plantilla, además de reorganizar espacios para mantener las distancias de seguridad y reforzar el campus virtual. Sobre este asunto, Silvia Barriuso, responsable del  Frente de Estudiantes en la Universidad, reclama que dichas medidas se «concreten mejor» para los estudiantes puedan organizarse y planificar su vuelta. 

La misma reivindicación se plantea desde el Caubu, cuyo presidente Rubén Monar, considera «muy importante» que se aclare el regreso a las aulas, proponiendo como alternativa una actividad semipresencial. «Debe aportarse la máxima información», señala, al tiempo que considera que esta sí que ha sido la adecuada en lo que respecta al final telemático del presente ejercicio académico.

La carta de la agrupación estudiantil tuvo respuesta al día siguiente por parte del rector, avanzándoles que «en breve se va a someter a aprobación un plan de enseñanza para el próximo curso» e instándoles a una reunión con el Vicerrectorado de Estudiantes para conocer los detalles del mismo.