Campaña preventiva para los conductores portugueses

F.L.D.
-

La Guardia Civil de Tráfico y la Guardia Nacional Republicana portuguesa han puesto en marcha en Burgos una operación que intenta evitar accidentes de los ciudadanos lusos que pasan por la península durante el verano

Campaña preventiva para los conductores portugueses - Foto: Valdivielso

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, ha presentado hoy en Burgos la Operación Safe Holidays 2019 que realizan conjuntamente la Guardia Civil de Tráfico y la Guardia Nacional Republicana (GNR) de Portugal. Se trata de una campaña diseñada por la TISPOL (Organización Internacional de Policías de Tráfico) para recordar a los ciudadanos portugueses que cruzan la península en este periodo estival la necesidad de cumplir las normas de circulación para evitar accidentes.

“Son controles preventivos”, ha indicado la delegada, “con los que se quiere informar, recordar normas básicas que todos sabemos cuando conducimos pero que podemos acabar descuidando, sobre todo en trayectos largos como estos desplazamientos en periodo vacacional a su país de origen. Estos controles buscan el objetivo de garantizar un viaje seguro y que la vuelta a casa por vacaciones no se convierta en una tragedia”.

“Además”, según ha recalcado Mercedes Martín, “sirve también como intercambio de experiencias entre los agentes portugueses y los españoles que enriquece a ambas partes y que permite incorporar a la forma de interactuar con los ciudadanos aquellos aspectos positivos que se detectan”.

La delegada del Gobierno ha indicado que las policías de Tráfico de los dos países persiguen también con este operativo que los ciudadanos portugueses “se sientan acompañados en el viaje, que puedan consultar sus dudas sobre itinerarios, estado de la circulación por las carreteras que van a recorrer o especificidades de estas vías.

No se trata de sancionar, aunque, lógicamente, si se detecta una infracción grave, si se percibe que un conductor ha bebido o no lleva puesto el cinturón de seguridad, por ejemplo, se tomarán las medidas coercitivas pertinentes”. Esta iniciativa, que se lleva a cabo por tercer año consecutivo, mantendrá un despliegue mínimo de cuatro agentes españoles y otros cuatro portugueses y se prolongará desde ayer, 1 de agosto, hasta el próximo lunes, 5 de agosto.

En los cuatro últimos años, doce ciudadanos de nacionalidad portuguesa perdieron la vida durante el verano en las carreteras de Castilla y León: En 2015 hubo cuatro fallecidos. En 2016, la cifra también fue de cuatro víctimas mortales. En 2017, tres ciudadanos portugués perdieron la vida en un accidente de tráfico y el año pasado, la cifra se redujo a uno.

En los meses de julio y agosto del año pasado se desplazaron por las carreteras de Castilla y León más de 210.000 vehículos portugueses, unos 85.000 en julio y unos 125.000 en agosto. Es casi un 13% del total, que supera los 1,6 millones.