Aranda solo ganará seis de los 22 policías locales previstos

Adrián del Campo
-

La macrooposición se queda muy lejos de su meta inicial al perder otros 5 opositores. La Concejalía convocará un nuevo concurso en febrero para cubrir las vacantes

Dos agentes de la Policía Local de Aranda patrullan la ciudad. - Foto: DB

Cinco o seis nuevos agentes. Esos son los que prevé incorporar el Ayuntamiento de Aranda de Duero al cuerpo de la Policía Local en febrero, cuando los opositores finalicen su estancia en la academia de formación y lleguen a la capital ribereña. Cinco o seis agentes. Esa es la previsión que maneja actualmente el concejal de Seguridad Ciudadana, Fernando Chico, después de que a lo largo de las diferentes fases del periodo formativo, la villa haya ido perdiendo candidatos progresivamente. Y con el proceso aún sin finalizar, la cifra podría disminuir más, aunque el edil no cree que bajen de cinco agentes.

La necesidad de Aranda de Duero de aumentar su plantilla de Policía Local es un tema más que conocido por la ciudadanía, que ha ocupado horas de debate político, ruedas de prensa, titulares de prensa y hasta disputas entre el cuerpo de seguridad y el Ayuntamiento por la sobrecarga de trabajo a la que se ven obligados los efectivos. Y es que la capital ribereña cuenta, a día de hoy, con cerca de 20 policías municipales cuando la plantilla debería ser de 47.

La abultada falta de agentes y la dificultad para cubrir todas las vacantes con la macrooposición iniciada en marzo de este año llevarán al Ayuntamiento de Aranda a convocar una nueva oposición próximamente. Fernando Chico adelanta que en febrero volverán a sacar otra macrooposición, esta vez para cubrir "las 15 ó 16 plazas que queden vacantes". El concejal de Seguridad Ciudadana afirma que se servirán de que en 2020, ante la falta de policías locales que sufren muchas ciudades, volverá a haber un curso extraordinario de formación, que, como en este 2019, irá de septiembre a febrero.

La tan conocida falta de agentes en Aranda, ya fuera por jubilaciones, bajas o cambios de destino sin cubrir, llevó al Ayuntamiento, en marzo de este año, todavía en el mandato anterior, a convocar una macrooposición para cubrir 22 plazas de Policía Local. Ese era el objetivo inicial y ahora mismo parece muy lejano, dado que la previsión final de incorporar cinco o seis efectivos un año después no supone ni una cuarta parte del número fijado.

La pérdida de aspirantes se dio desde el principio de la macrooposición y ha seguido aumentando con el paso de los meses. En las primeras pruebas de la convocatoria de empleo público, muchos de los candidatos se quedaron fuera y solo accedieron a las siguientes fases de selección doce agentes. De ellos, uno se incorporó directamente a la Policía Local de Aranda al haber ejercido como municipal en la comunicad autónoma de La Rioja y haber logrado convalidar su formación.

De los once que entraron en la academia de Ávila, que ya no ocupaban ni la mitad de las plazas ofertadas, se preveía que varios no llegaran a Aranda de Duero. La razón, advertida en agosto por los sindicatos policiales de la villa, es que ante el amplio número de convocatorias abierto en diferentes ciudades, los aspirantes se decantaran por otros destinos. Algo similar a lo que ocurre con los sanitarios u otros profesionales, que suelen elegir capitales de provincia cuando tienen elección, y que los sindicatos policiales ya advirtieron, apuntando que con las condiciones actuales (sueldos y sobrecarga) es difícil que la gente elija Aranda de Duero.

La previsión de nuevas pérdidas de opositores la ha confirmado Fernando Chico. El edil manifiesta que de los once opositores que entraron en la academia, tres optaron por otras ciudades y de los ocho restantes esperan la baja de otros dos o tres más, con lo que prevén incorporar tan solo cinco o seis agentes.