scorecardresearch

Casado insiste para que el PSOE vuelva al diálogo sanitario

SPC
-

Los socialistas acusan a la consejera de no escuchar ni a las asociaciones ni a los propios médicos para seguir adelante con su plan de recortes

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante su intervención en el Pleno de las Cortes. - Foto: Rubén Cacho ICAL

La consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado, volvió a tender la mano para invitar a los miembros del Grupo Parlamentario Socialista a dialogar y buscar una solución a la sanidad rural en la Comunidad.Mientras, desde la bancada del PSOE acusaron a la titular sanitaria de «perjudicar seriamente la salud» con sus medidas, no escuchar a profesionales y asociaciones, y de seguir adelante con su plan de recortes. Casado respondió durante la sesión plenaria de ayer a sendas preguntas planteadas ante el Pleno de las Cortes por Alicia Palomo y José Ignacio Martín Benito relativas a las protestas por la sanidad rural en Segovia y la situación de la Atención Primaria en la provincia de Zamora.

En cuanto a las protestas en Segovia, la consejera insistió en que su objetivo principal es lograr avanzar para conseguir una atención sanitaria «solvente y sostenible» y recordó que gran parte de las reivindicaciones manifestadas en esta protesta «ya están en marcha». Sin embargo, Palomo culpó a Casado de «no escuchar» y «seguir adelante con el Plan Mañueco de recortes». «PP y Mañueco mienten y viven del titular, escuche a las plataformas de médicos y actúen y, si no, «váyase». Ante esta intervención Casado volvió a insistir en hacer política sanitaria y no hacer «política con la sanidad», para lo que no dudó en invitar al PSOE al diálogo. 

También durante el Pleno de ayer, la consejera acusó a la oposición socialista de estar «ofendiendo» a los profesionales al manifestar que los consultorios están cerrados y no se atiende a los pacientes y reiteró que no hay recortes, cuando se invertirán 175 millones en dos años en la Atención Primaria y Atención Continua.

Todo ello después de que el socialista José Ignacio Martín Benito preguntase cuándo se van a recuperar las guardias médicas en la zona básica de salud de la Guareña, en las condiciones anteriores a la pandemia, y aseguró que el Gobierno de Mañueco «perjudica seriamente la salud» de los zamoranos.

Exhibió el procurador el contador colgado en el municipio de Monumenta con 574 días «sin ver al médico» y la consejera argumentó que la localidad tiene 22 cartilla en su mayoría de personas mayores a las que se atiende a demanda en sus domicilios. «No se les deja sin atender», clamó. «Los médicos están cansados de que se diga que no van a los consultorios, están ofendiendo a los profesionales», remarcó, convencida de que los ciudadanos de la zona zamorana a la que se refirió el procurador tienen las urgencias de los puntos de atención continuada y de los centros de salud.

El 75% de la atención continuada se desarrolla en el medio rural, explicó la consejera, que rechazó los recortes que denuncia el PSOE cuando está previsto destinar 175 millones en dos años para mejora tanto la atención primaria como la continuada. Así, Casado mostró el mapa actual con 161 dispositivos y el nuevo con 233, por lo que insistió en que no se recortan servicios, lo que se acogió con aplausos en las bancadas de PP y Ciudadanos.