scorecardresearch

Mañueco acusa a Tudanca de «alentar el transfuguismo»

S. Gonzalez
-

El presidente de la Junta, contagiado por el espíritu de la convención nacional del Partido Popular, garantiza que será el «muro de contención» en Castilla y León contra el sanchismo

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante el cara a cara con el socialista Luis Tudanca. - Foto: Rubén Cacho ICAL

Mañueco se presentó ayer en las Cortes aún con el 'subidón' de la convención popular celebrada durante el fin de semana en Valencia y elevó el tono en su cara a cara con el líder de la oposición, el socialista Luis Tudanca, a quien acusó de «haber instigado y seguir alentando el transfuguismo en estas Cortes» para presentar una segunda moción de censura. Ante esta actitud, el presidente de la Junta garantizó que protegerá a las personasb y que su gobierno «será un muro de contención frente al sanchismo».

Tudanca preguntó al presidente si cree que la Junta aporta a Castilla y León la estabilidad que necesita en este momento y aprovechó para acusar a Fernández Mañueco de «alentar la descomposición» del Gobierno PP-Cs y pedirle que deje de «sembrar el caos» y «los juegosw de poder» para ocuparse de los asuntos que preocupan a los ciudadanos.

Presidente y líder socialista protagonizaron un bronco debate después de que la dirección autonómica del PP descartara este fin de semana la convocatoria de elecciones anticipadas de forma inmediata, tras haberse rumoreado que justamente ayer se iba a anunciar la convocatoria electoral.

Fernández Mañueco se mostró muy duro con Tudanca, a quien le achacó «tragarse todos los sapos y dragones» enviados por Pedro Sánchez para presentar la frustrada moción de censura el pasado mes de marzo y le recriminó su «batacazo» y tener rota su «dignidad política». Precisamente, el presidente aseguró que «la sumisión a Sánchez» es el mayor riesgo de inestabilidad al que se enfrenta la Comunidad en estos momentos.   

Arremetió contra el líder socialista también al final de su intervención para acusarle de «alentar con ansia el transfuguismo» y de «mancharse las manos» con lo que hizo, en referencia a la moción de censura que dejó sin la mayoría absoluta a PP y Cs con la marcha de la procuradora naranja María Montero, pero aseguró que «lo sigue haciendo» y que «busca apoyos ilegítimos» para «pervertir» la voluntad del pueblo.

Tudanca, tras recordar que la Junta ha recibido 4.600 millones de fondos del Gobierno, devolvió las acusaciones y culpó al presidente de «alentar la descomposición» del Gobierno de coalición e incluso ironizó con la frase del vicepresidente Igea de que alguien tiene interés en el adelanto electoral para indicar que parece una frase de Gila cuando el PP le quiere cambiar por Vox. 

El portavoz socialista manifestó que la Junta ha convertido la sanidad «en un campo de batalla» y subrayó que la orden del presidente para recuperar la atención presencial en los consultorios se sigue sin cumplir. «Si no se fían los suyos de ustedes, como lo vamos a hacer nosotros», aseveró, en referencia a lo que dicen alcaldes y presidentes de diputaciones del PP.