La FAE pide a la UBU una ingeniería de automoción

I. ELICES
-

Su presidente, Miguel Ángel Benavente, considera que «estos estudios son más importantes ahora por la incertidumbre en el sector». Prestará apoyo a la Universidad para reivindicar la Facultad de Medicina

La FAE celebró su Consejo Industrial en la UBU con motivo de su 25 aniversario. - Foto: Valdivielso

La Confederación de Asociaciones Empresariales (FAE) celebró ayer su Consejo Industrial -convocatoria de carácter anual- en la Universidad de Burgos para tener un gesto con la institución académica en el año de su 25 aniversario. Y su presidente, Miguel Ángel Benavente, no dudó en reclamar nuevos títulos, tanto al rector como a la Junta de Castilla y León, entre ellos el de «un grado de ingeniería de la automoción», estudios que a su juicio ya debería impartir. 

El máximo responsable de la patronal considera que contar en estos momentos con estos estudios «es aun más importante, por las incertidumbres» que envuelven al sector. Recordó que la UE ha impuesto unos nuevos límites a las emisiones para el año 2050, pero advirtió de que «hay que dejar trabajar a los fabricantes». «La tecnología no viene de la Administración ni de Europa, la diseñan los ingenieros de las empresas», de ahí la importancia de que la UBU disponga de esa carrera, a fin también de generar ideas «para la nueva movilidad, con el vehículo eléctrico y otras formas de desplazarse».  Dentro de esa ingeniería de la automoción «hay muchas ramas: los expertos en estampación, en inyección de plásticos, de moldes...». «El Grupo Antolín necesita cantidad de ingenieros para acometer esos trabajos», recordó.

El rector, Manuel Pérez Mateos, recogió el guante que le lanzó Benavente. Reconoció que la UBUno dispone de ningún grado sobre esa materia pero subrayó que este mismo año «se ha estrenado» un máster dual en inglés «muy potente» con Antolín, que ha sido capaz de atraer a un 50% de estudiantes de otros países. «En cuanto al grado en automoción se ha barajado, tendremos que estudiarlo y ver cuáles son las posibilidades», afirmó, para recordar que «en otros títulos se abordan muchas competencias útiles para ese ámbito».

El presidente de la FAE consideró que la UBU ha de nutrir a las empresas de profesionales, para lo cual hay que «adaptar» el catálogo de titulaciones a las necesidades de futuro de los empresarios. Asimismo, Benavente brindó el apoyo de la patronal a la UBU para conseguir la facultad de Medicina, «muy necesaria, ya que en un futuro no muy lejano se va a necesitar la reposición de muchos profesionales». Asimismo, lamentó que la Junta gaste «el dinero» en otros proyectos y no en lo que Burgos considera que es una «prioridad». «Lo que no se reivindica no se consigue», sentenció.

Pérez Mateos recordó que la UBU está trabajando en la puesta en marcha de un grado de tecnología digital, industria 4.0; también en el diseño y desarrollo de videojuegos, porque es una «industria muy potente, y un grado interuniversitario -con León y Valladolid- en ciencias gastronómicas, que podría estar el próximo curso.



Las más vistas