Grupos chavistas golpean a Guaidó en su regreso a Caracas

Agencias
-

El líder opositor es agredido por multitud de seguidores de Maduro nada más aterrizar en su país tras una exitosa gira internacional y proclama que «nunca la dictadura estuvo tan sola»

Grupos chavistas golpean a Guaidó en su regreso a Caracas - Foto: Rayner Peña

Juan Guaidó, líder de la oposición y reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, aterrizó ayer en Caracas tras una gira internacional de 23 días bajo un aluvión de agresiones de seguidores chavistas. 
Apenas salió de la terminal aérea, cerca de 200 personas le dieron puñetazos y lo golpearon con objetos contundentes, también a su esposa Fabiana Rosales y a varios diputados opositores que lo reconocen como jefe del Parlamento y acudieron a recibirle.
Previamente, el autoproclamado presidente subrayó que trae consigo «el compromiso del mundo libre» y añadió que «nunca la dictadura estuvo tan sola».
El líder opositor, que anunció en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter que ya se encuentra en Venezuela, destacó que son muchos los que están «dispuestos a ayudar a recuperar la democracia y la libertad» en Venezuela.
«Empieza un nuevo momento que no admitirá retrocesos y que nos necesita a todos haciendo lo que nos toca hacer», manifestó antes de recalcar que «el momento ha llegado».
Así, pidió a todo el mundo estar «atentos ante los nuevos anuncios» que hará próximamente y afirmó que «hoy más que nunca serán necesarias la unidad, la confianza y la disciplina política». «Estamos de vuelta», remachó.
Efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se habían desplegado poco antes en torno al aeropuerto internacional de Maiquetía, donde un grupo de diputados del partido opositor venezolano Voluntad Popular denunciaron agresiones por parte de las fueras de seguridad mientras esperaban la llegada de Guaidó.
Poco antes, los agentes habían frenado a los autobuses en los que pretendían llegar al aeródromo capitalino, por lo que los diputados optaron por seguir a pie a pesar de las barreras humanas formadas por los uniformados.
Guaidó proclamó el «éxito» de su gira internacional, asegurando que sus socios de los países democráticos se han comprometido a adoptar medidas concretas contra el Gobierno de Nicolás Maduro, pero instó a los venezolanos a hacer su parte reactivando las protestas en las calles.
El presidente encargado confía en conseguir en 2020 el objetivo que se le ha resistido en 2019: desahuciar a Maduro del Palacio de Miraflores para celebrar unas elecciones «realmente libres».