El PSOE pide más recursos para el Tribunal Económico Administrativo

Á.M / Burgos
-

Subraya, haciéndose eco del informe del propio organismo, que con la estructura con la que cuenta tardaría cuatro años y medio en resolver los casos que ya tiene sobre la mesa

La integración de Burgos en el régimen de ‘gran ciudad’ implicaba también la puesta a disposición de los ciudadanos de mecanismos de participación y defensa frente a la administración local, siendo uno de los más conocidos el denominado Tribunal Económico Administrativo (TEA). El ente, presidido por el ex director general de Caja de Burgos, Leoncio García, es el primer escalón cuando se quieren presentar reclamaciones contra, por ejemplo, el régimen fiscal de la ciudad. Pasar por el TEA es obligatorio antes de acudir al contencioso si es que algún ciudadano considera que debe hacerlo.
Se constituyó en marzo de 2012 y, según la memoria presentada el lunes en la Comisión de Hacienda, recibió 180 reclamaciones hasta final de año. De ellas, ha resuelto el 22% (40 de 180), siendo en ocho casos (20%) favorables al reclamante y en 32 a la administración. Pero, según explicó ayer la concejala socialista Carmen Hernando, los responsables del Tribunal pidieron «responsabilidad, seriedad y coherencia» para que su funcionamiento sea acorde con lo pretendido.
La edil del PSOE señaló que el TEA ha solicitado en varias ocasiones la incorporación de un auxiliar administrativo, pero que ha recibido, «en fecha uno de octubre y con desgana, un auxiliar a media jornada que ya estaba a media jornada, es decir, a un cuarto de jornada». También subraya que el propio Tribunal solicita un espacio físico al que los ciudadanos puedan acudir para dirigirse a él, que se permita la suplencia de sus miembros (ahora cuando falta el presidente no se puede reunir), que se presupuesten las dietas a percibir y que se le facilite la información con tiempo suficiente, ya que «en el caso de las ordenanzas fiscales se les dio un día para estudiarlas».
Por esos motivos, «y porque lo han puesto en marcha para cubrir el expediente y nada más», Hernando considera que el TEA está condenado a saturarse y no ser efectivo. «La tasa de resolución actual, según señala la propia memoria del Tribunal, es de 4,5, lo que significa que solo para resolver lo que ya tienen necesitarían cuatro años y medio», remachó.