Un vertedero ilegal afea la entrada a Burgos por la zona sur

C.M.
-

La zona de las viejas naves abandonadas de Automoba, en la que se prevé un nuevo parque comercial, está llena de toneladas de escombros procedentes de obras y los edificios ha sido objetivo de los vándalos

La zona en la que se prevé un nuevo parque comercial está llena de toneladas de escombros. - Foto: Alberto Rodrigo

GALERÍA

Penosa tarjeta de visita

El entorno entre Hipercor y las naves de la antigua Automoba se ha convertido en un auténtico vertedero ilegal que acumula toneladas de escombros procedentes de obras (maderas, plásticos, sacos con cemento, restos de inodoros y lavabos) y de basuras de todo tipo, lo que produce una imagen deplorable de la zona sur de la ciudad, además de un foco de infecciones.

Las naves del antiguo concesionario de coches llevan años abandonadas y ahora se han convertido en objetivo de los vándalos, que poco a poco han ido rompiendo los cristales y desmantelando elementos metálicos y llenado de grafitis. El aspecto que ofrecen es fantasmal. También son utilizadas por jóvenes para reunirse y hacer botellón con el peligro que ello conlleva. La situación de abandono y suciedad se va agravando poco a poco sin que nadie ponga coto. Empresas o profesionales de las reformas han encontrado un sitio ideal para dejar todo tipo de objetos y no tener que pagar por depositarlos en un vertedero especializado. Y ya se sabe, basura llama a basura y la zona es un estercolero. 

La Asociación de Vecinos Nuestro Barrio urge al Ayuntamiento una solución para que la zona se conserve en el mejor estado posible y evitar que siga degradándose. «Se debe exigir a los dueños que lo limpien o que lo haga el Ayuntamiento de oficio. Aunque las naves se hayan dejado de usar, se deben mantener limpias y evitar que se convierta en un foco de infecciones», señaló Florentino González. 

La propuesta para hacer un parque comercial en estos terrenos sigue en el aire a pesar de que los propietarios del suelo y un promotor andaluz presentaron en octubre del año pasado un esbozo del proyecto al Ayuntamiento (ver DB del 14-10-2019). El complejo tendría 56.000 metros cuadrados y exigiría 20 millones de inversión con 400 empleos directos para atender cuatro medianas superficies y una gasolinera. La actuación, prevista en el PGOU, exigiría el desarrollo urbanístico, dado que buena parte del suelo está sin urbanizar y todavía habrá que esperar.