Un botín de muchos quilates

I. ELICES
-

Un perito del Estado pasa una semana en Burgos valorando joyas, obras de arte, monedas y libros requisados a los dueños de dos residencias detenidos hace 2 años por quedarse propiedades y pertenencias de los ancianos que morían en sus centros

En la exposición del material robado hay piezas de alta joyería, monedas de un gran valor y diversas obras de arte. - Foto: Alberto Rodrigo

Una de las salas de reuniones de la Comisaría se ha convertido en los últimos días en un improvisado museo repleto de joyas, obras de arte, monedas antiguas y un sinfín de efectos procedentes de la operación que culminó con la detención de los dueños de las residencias de ancianos Real y Antigua, con sedes en calle los Titos (Gamonal) y plaza de Aragón (zona sur). Un botín que reúne más de 300 piezas y que el perito judicial del Estado Ángel Balboa ha analizado para calcular su valor. Un tarea, sin duda, titánica, puesto que se trata de una de las ‘colecciones’ «más grande» que ha tenido que peritar el funcionario en su dilatada carrera.  «Se trata de una labor complicada, por la cantidad de elementos y por la calidad de muchos de ellos», explica.

Y es que se ha topado con verdaderos tesoros. Por destacar alguno, entre los cuadros decomisados a los dueños de los asilos hay un Vela Zanetti del año 1969 dedicado a un amigo. Con las monedas el perito se llevó una gran sorpresa, más bien dos. En un principio le llamó la atención una colección muy bien cuidada y guardada en estuches forrados de terciopelo azul, pero «resultaron ser falsas». Y después, en una simple cajita descubrió varias piezas, una de ellas una peseta de franco con un defecto de acuñación, un fallo que en el mercado numismático está valorado en 48.000 euros. «Una igual se subastó hace pocas fechas y esa cantidad fue la que se pagó», advierte. Entre las joyas ha aparecido una que data del siglo XVIII y otra con un brillante engarzado de 2,5 quilates, un ‘pedrusco’ de consideración, que puede costar unos 20.000 euros. Entre los efectos hay también libros protoincunables  (impresos ya en imprenta entre 1472 y 1480) sobre temática religiosa.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)

Jesús Nogales, comisario jefe, y Ángel Balboa, perito, colocan un Vela Zanetti incautado.Jesús Nogales, comisario jefe, y Ángel Balboa, perito, colocan un Vela Zanetti incautado. - Foto: Alberto Rodrigo