Retiran 213 juguetes por incumplir las normas de seguridad

Europa Press
-
Retiran 213 juguetes por incumplir las normas de seguridad

Entre el material retirado hay maracas que carecían de etiquetado, dinosaurios de goma de gran tamaño, animales inflables de goma, puzzles, peluches de diferentes tamaños, juegos de esposas policiales de juguete, etc.

La Guardia Civil ha intervenido en diferentes establecimientos de la provincia de Burgos un total de 213 juguetes que se encontraban a la venta a pesar de incumplir la normativa de consumo y de seguridad de los juguetes.
Esta intervención se realiza en el marco de las actuaciones desarrolladas para comprobar el cumplimiento de la normativa para la protección del consumidor y garantizar la seguridad en la venta de juguetes.
Fruto de estas inspecciones se han detectado irregularidades en 213 juguetes, por lo que se ha procedido a su aprehensión y a denunciar a establecimientos que los vendían por infracciones al Real Decreto 1205/2011 sobre la seguridad de los juguetes.
Los juguetes carecían de etiquetado o no era correcto, no se identificaba el origen o el importador, carecían de marcado CE (conformidad europea), que debe ir colocado visible, legible o indeleble en el propio juguete, no constaba el precio del producto a la venta o presentaban defectos de seguridad.
Concretamente los juguetes que se han intervenido son 66 maracas que carecían de etiquetado, siete dinosaurios de goma de gran tamaño, dos animales inflables de goma, seis puzzles, cinco peluches de grandes dimensiones, 28 peluches de diferentes tamaños, 26 juegos de esposas policiales de juguete, 77 juegos de cubiertos de cocina infantiles, 29 trompetas, 5 trompetas con bomba de aire, así como 11 juguetes de aros para menores de 3 años con irregularidades en su etiquetado.
Con estas actuaciones la Guardia Civil ha retirado del mercado juguetes que podrían suponer un riesgo para los niños que los manipulan, al no cumplir con los requisitos exigidos en España para su venta.
Los juguetes intervenidos se han puesto a disposición de la autoridad competente, que decidirá sobre su destino.