Coche eléctrico para todos los destinos

SPC
-

El e-Reto de Endesa X atraviesa Castilla y León para normalizar el uso del coche eléctrico más allá de las grandes ciudades

El e-Reto de Endesa X se detiene en Ávila durante en su camino a través de Castilla y León. - Foto: Ical

Estamos intentando demostrar que un coche eléctrico se puede utilizar mucho más allá de las grandes ciudades. Apostamos por normalizar el uso del vehículo eléctrico en toda España». El piloto y redactor de la revista ‘Autopista’ Luis Miguel Vitoria forma parte de un equipo de 20 conductores que desde el 6 de noviembre recorre la geografía nacional en el marco del e-Reto de Endesa X, llegando a las 47 capitales de provincia, ‘non stop’, con el fin de sensibilizar acerca de este tipo de vehículos y poder visibilizar que es posible moverse por la Península Ibérica gracias a su autonomía y los puntos de recarga.
Durante las jornadas de ayer y la de hoy, el vehículo toca suelo castellano y leonés, entrando por Ávila, recargando en Carbajosa de la Sagrada (Salamanca) y en Benavente (Zamora), para dirigirse después a Galicia. En la jornada dominical regresa a la Comunidad, a León, procedente de Asturias.
«Queremos que se vea que se puede ir, por ejemplo, desde Ávila a las capitales de provincia limítrofes con absoluta normalidad: Salamanca, Segovia, Madrid o Cáceres. Sin problemas, porque un eléctrico cuenta con autonomía suficiente para desplazamientos diarios», apuntó Vitoria en declaraciones a Ical. El reto se lleva a cabo a bordo de un vehículo complemente eléctrico de última generación: un Nissan Leaf e+ que salió al mercado a principios de 2018 y que con una nueva batería de 62 kilovatios hora ofrece una autonomía de 385 kilómetros.
En este sentido, el piloto señaló que aunque la red de carga rápida no está absolutamente desplegada, «sí hay un sistema incipiente» que se disparará gracias al Plan de Infraestructuras de recarga de Endesa, con horizonte 2023, y que permitirá la instalación de 8.500 puntos, «todos en menos de 100 kilómetros». Con ello, en tres o cuatro años se logrará una «presencia bastante notable». Para lograr el objetivo en esta e-Ruta está prevista la utilización de casi una treintena de puntos de carga rápidos (de 40 kilovatios o más) o semirrápidos (de 22).
Durante la prueba, en la que ayer se encontraban ya en la cuarta etapa entre Castilla y León y Galicia, utilizan puntos de carga rápida, que «son los de uso en viaje». «Lo ideal es que se recargue lentamente en tu casa, porque cuenta con la ventajas de mejor vida para la batería y otros beneficios económicos. En un punto de carga doméstico pagas la energía mucho más barata que si pagas la potencia disponible», defendió Vitoria. La e-Ruta de Endesa X discurre aproximadamente en un 80 por ciento de los kilómetros por autovías o autopista de peaje, si bien abordan también carreteras convencionales, como las que les llevará hoy entre Segovia y Soria.
Según la Guía de Movilidad Eléctrica para Entidades Locales, en España hay 63.000 vehículos eléctricos en circulación y 4.445 puntos de recarga, de los que el 32 por ciento se encuentran en la Comunidad de Madrid. Al respecto, Deloitte, explicó Vitoria, estima que son necesarios «entre 65.000 y 95.000 puntos de carga rápida para abastecer a los cinco millones de vehículos que se esperan en 2030».