La CHD detecta un pesticida en 22 tramos de ríos

H.J.
-

El glifosato, en tela de juicio desde hace años por su toxicidad y posibles efectos cancerígenos, apareció en 200 muestras fluviales de toda la cuenca durante un estudio realizado por la Confederación en 2019

La CHD detecta un pesticida en 22 tramos de ríos - Foto: Jesús J. Matías

Un estudio de la Confederación Hidrográfica del Duero realizado entre los meses de enero y octubre de 2019 detectó en 59 muestras tomadas en 22 tramos de río de la provincia de Burgos la presencia de glifosato. Este polémico herbicida lleva años en tela de juicio por sus posibles efectos perniciosos para la salud, así como el ácido aminometilfosfónico (conocido por las siglas AMPA) que es su metabolito de degradación. No cuenta con una norma que limite su concentración en aguas superficiales pero la CHD se ha decidido a controlarla y valora «a la vista de los resultados obtenidos, la procedencia de incluirla dentro del grupo de los contaminantes específicos»
Los datos se reflejan en un informe en el que Ecologistas en Acción se ha apoyado para dar la voz de alarma sobre este producto tóxico, utilizado de manera muy frecuente tanto en la agricultura como en las labores de mantenimiento de jardines, parques o las cunetas de las carreteras.
En la provincia de Burgos se tiene constancia de al menos 110 tomas (según el análisis realizado por el colectivo ‘verde’) y de ellas en 59 casos quedaron reflejados como positivos en glifosato o AMPA. La CHD explica que se eligieron 33 puntos de muestreo y «la presencia de estos contaminantes en la provincia de Burgos es muy significativa, al haberse cuantificado concentraciones superiores a 0,1 microgramos por litro en 22 de los 33 puntos muestreados, es decir, en el 66,6 % de los mismos».
El organismo de cuenta añade que en la totalidad del territorio controlado por ella se llevaron a cabo análisis en 293 puntos, de los cuales en 200 de ellos halló estos pesticidas, con una menor incidencia durante el invierno.  
«En cuanto a su distribución, ha sido encontrado en una amplia parte de la cuenca, registrándose las concentraciones más elevadas en arroyos de la zona central (debido a la menor capacidad de dilución del contaminante por el escaso caudal circulante)», comentan.
Volviendo a la provincia, la tabla la encabeza una muestra de AMPA recogida el día 22 de octubre en La Vid y Barrios (río Duero), donde se registraron 2,3 microgramos por litro. Justo detrás de ella, y en este caso ya propiamente con glifosato, aparece una muestra del 15 de mayo en Sasamón (río Brullés) que marcó 1,9. Después aparecen muestras de octubre en Cavia (Ribera de los Ausines), agosto en Palacios de la Sierra (río Abejón), de nuevo octubre en Aranda de Duero y en mayo en Royuela de Río Franco. Ninguna de ellas, en cualquier caso, alcanza los datos alarmantes de 34,76 que han llegado a medirse en Hinojosa del Duero (Salamanca) y los 24 de Morales de Toro (Zamora), que son de 180 a 340 veces superiores al valor límite considerado como tolerable por Ecologistas en Acción.
El oriente de Burgos resulta beneficiado por encontrarse en los tramos altos de los ríos. Quizás por esto el mapa facilitado por la Confederación no recoge positivos por glifosato en casi ningún punto de La Demanda . Tampoco se halló el herbicida en los embalses de Úzquiza y Arlanzón que abastecen a la capital , en la gran mayoría de las tomas de la playa de Fuente Prior (aunque sí aparece en dos positivos) o en otras muestras tomadas en Aranda de Duero, Palacios de la Sierra, Vizcaínos o Fuentecén.