Los vehículos que no pasan a la primera la ITV crecen

L.M.
-

Representan el 13,7%. El año pasado las revisiones desfavorables alcanzaron las 40.000.Los ciclomotores son los que más problemas tienen

Los vehículos que no pasan a la primera la ITV crecen - Foto: Alberto Rodrigo

No es precisamente la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) un trago de buen gusto para los conductores, y menos aún si los profesionales que trabajan en la misma echan para atrás el turismo, camión, furgoneta, ciclomotor o vehículo agrícola del que uno es propietario.Diferentes motivos -desde deficiencias en el alumbrado hasta desgaste de las ruedas, pasando por problemas en los frenos o en la emisión de gases- pueden derivar en una calificación negativa, lo que obliga al dueño a realizar una serie de modificaciones o reparaciones en su vehículo, y supone un coste extra, pero que repercute en su seguridad a la hora de lanzarse a la carretera.
Este trámite, al que terminan por estar abocados todos los vehículos a motor, presenta sin embargo menos tasa de resultados desfavorables o no aptos para los burgaleses que para el resto de habitantes de Castilla y León, según se desprende del anuario estadístico de la Dirección General de Industria yCompetitividad, organismo dependiente de la Consejería de Economía.Según este, la provincia el año pasado se registró el menor porcentaje de calificaciones no aptas de la región, un 13,7%, pese a que ha aumentado con respecto a 2017, cuando se situó en el 12,7%, y más aún si nos referimos a 2016, cuando era del 11,66%.
Burgos lleva varios años a la cola en cuanto al volumen de vehículos que no pasan la revisión a la primera, pese a que su parque móvil no ha dejado de crecer. En cabeza de esta situación se sitúa Palencia, donde uno de cada cinco, el 20%, no la supera en el intento inicial.Le sigue Segovia, con el 19,8%, Valladolid (18,6%), Soria ySalamanca (ambas con un 17,8%), Zamora (16,9%), León (16,6%) y Ávila (16%). Volviendo a territorio burgalés, el año pasado un total de 39.584 vehículos vieron cómo se les negaba a la primera la pegatina que acredita que cumplían con los requisitos mínimos para salir de nuevo a la carretera sin problemas. En lugares como León oValladolid, con un parque muy parecido, el número de negativas es muy similar.

[más información en la edición impresa]