scorecardresearch

Cristóbal Gabarrón homenajea a los navegantes

N.M.J. (Ical)
-

El Paseo Sierra de Atapuerca acoge hasta finales de marzo la instalación artística 'Huellas', 20 esculturas como "tributo" al ser humano y al "espíritu" con el que se emprendió esta primera navegación

Cristóbal Gabarrón homenajea a los navegantes

El paseo Sierra de Atapuerca de Burgos, acoge desde hoy y hasta el próximo mes de marzo la instalación artística ‘Huellas’, realizada por el artista Cristóbal Gabarrón. El artista, acompañado por el presidente y vicepresidente de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, Fidel Herráez y Antonio Méndez Pozo, así como por el consejero de la Presidencia de la Junta, Ángel Ibáñez, y el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, inauguraron hoy esta instalación, que el artista cede de manera altruista, dentro de los actos de conmemoración de los 800 años que la Catedral de Burgos.

Según explicó a los medios de comunicación Gabarrón, minutos antes de inaugurar Huellas, consiste en 20 obras de base granítica con elementos materiales contemporáneos. “Es un tributo al ser humano en toda su historia, desde el neolítico”, resaltó el autor sobre esta obra “multihomenaje”. Es ahí donde la instalación intima con la hazaña náutica y descubridora que lideraron Magallanes y Elcano. De acuerdo al autor, esta instalación “representa a todo un conjunto”, y busca además recordar el “espíritu” con el que se emprendió esta primera navegación.

Culminada la Primera Vuelta al Mundo, desembarcaron en el puerto de Sanlúcar de Barrameda 18 hombres, capitaneados por Juan Sebastián de Elcano. Todos ellos, junto a Fernando de Magallanes y Cristóbal de Haro, son homenajeados a través de las veinte esculturas de Gabarrón, dispuestas en una circunferencia que simboliza una rosa de los vientos como aquellas que durante siglos orientaron a los navegantes en sus viajes transoceánicos.

Coincide en el tiempo con la exposición ‘Burgos, legua cero del viaje Magallanes-Elcano. Una historia de reyes, mercaderes y océanos. Cristóbal de Haro, mercader burgalés’, organizada también por la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, que se puede ver en la primera planta del Fórum Evolución.

Esta instalación, que aúna las verticales de granito con el círculo de la rosa de los vientos, se enmarca dentro de la idea de Gabarrón de arte público, de un museo sin muros. Debido a las dificultades que encontraba para acceder a un museo cuando era niño, desarrolló el concepto de imaginar un museo sin muros. Su idea era utilizar espacios abiertos, que mostraran el arte a adultos y niños, ya fuera en la calle, en el parque o en la plaza, sin que tuvieran que entrar o cruzar la puerta de un museo convencional. Este sueño le animó a explorar diferentes materiales y formatos para crear su arte e intervenir en espacios públicos.

Además, desde muy joven, Gabarrón estuvo muy preocupado por la conservación del patrimonio cultural y natural, así como por la antropología, lo que se ha reflejado de forma palpable en su obra artística. Principalmente son tres obras universales Patrimonio de la Humanidad las que inciden en su pensamiento y forma de entender el arte como conocimiento socializado: Altamira, Stonehenge y Atapuerca.

 

INTERÉS POR EL HUMANISMO

El artista, natural de Murcia, recibió su primera formación artística en Valladolid antes de seguir su carrera en Francia, Italia y Estados Unidos. El trabajo de Gabarrón está centrado en su interés por el humanismo, por la vida de las personas en armonía con su entorno natural, por su convivencia en paz y el desarrollo de los valores humanos.

A lo largo de sus más de 50 años de carrera, Gabarrón ha colaborado con organizaciones públicas y privadas de todo el mundo para crear notables obras de arte para ocasiones especiales, por ejemplo, el mural para los Juegos Olímpicos de Barcelona (1992) y el conjunto de murales para la Exposición Universal de Sevilla (1992) o el grupo escultórico ‘Atlanta Star’ (1996).

Su colaboración con las Naciones Unidas ha sido una constante en su carrera desde que en 1986 diseñara el sello conmemorativo del Año Internacional de la Paz a partir de su obra ‘Our Hope for Peace’. Le sigue su obra ‘Dawn in the new Millennium’, conmemorativa de la cumbre del Milenio de la ONU (2000), la Capilla del Milenio (2001) y más recientemente ‘Enlightened Universe’, inaugurado el 24 de octubre de 2015 en el célebre Central Park de Nueva York, por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con motivo del 70º aniversario de la creación de la Organización de las Naciones Unidas.

Su colaboración con organizaciones internacionales, como el Comité Internacional Olímpico o las Naciones Unidas, han dado lugar a un periodo muy fructífero que perdura en la actualidad, tras la exposición de ‘Universo de Luz (Enlightened Universe)’ en la Rond-point Schuman de Bruselas, para conmemorar el día de la ONU y el 70º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Ciudades de todo el mundo han acogido la visión de Gabarrón exponiendo sus esculturas monumentales. Prominentes museos e instituciones europeas, americanas y asiáticas han exhibido sus obras en icónicas calles y plazas. Además, varias ciudades han incorporado de manera permanente y pública a su patrimonio grandes esculturas exteriores. Su obra ha sido de igual modo centro de análisis dentro de retrospectivas como las dedicadas por el Chelsea Art Museum, el IVAM, el Museo de Arte Moderno de Gdansk, en Polonia, o el Museo Nacional de Arte de China en Shanghai, para analizar sus creaciones.