Medina deja en suspenso las fiestas de San Isidro

A.C.
-

El cierre del Museo Histórico de Las Merindades y del Centro de Interpretación del Románico hará perder unos 3.000 visitantes, según la Concejalía de Turismo

Medina deja en suspenso las fiestas de San Isidro

La crisis del COVID-19 y el estado de alarma han obligado a dar cerrojazo al Museo Histórico de Las Merindades, que alberga el Alcázar de Medina de Pomar, uno de los atractivos más destacados del patrimonio de la comarca y que el año pasado alcanzó los 20.078 visitantes, según los datos de la Concejalía de Turismo. Con su cierre, el Ayuntamiento medinés ha tenido que cancelar la exposición de escultura de madera ‘Semillas’, que iba a mostrar la obra de Humberto Abad desde el pasado jueves, día 2, hasta el próximo 26 de abril. La muestra era una de las más atractivas del año, coincidiendo con la Semana Santa, junto con la prevista para el verano y en la que se mostrará, si es posible, la colección privada del locutor y productor muscial de rock, Juan Pablo Ordúñez, El Pirata, y su Rockmuseum.
Mientras avanzan los acontecimientos, la concejal de Turismo, Nerea Angulo, se mantiene a la espera de tomar decisiones sobre las siguientes exposiciones previstas para el mes de mayo, en el que se iban a exponer las pinturas de Jesús Susilla y la fotografía de Kati Horna. En junio está programada una exposición de corte medioambiental del naturalista y fotógrafo Kaiko bajo el título de Agua y naturaleza.
Asimismo, la edil calcula que el cierre del museo en una de las temporadas altas para el turismo en la comarca y, especialmente, en Medina de Pomar, va a suponer dejar de recibir 3.000 visitantes en el Museo Histórico de Las Merindades y el Centro de Interpretación del Románico entre marzo y abril. Asimismo, ya se han cancelado las visitas programadas y reservadas de cinco grupos de entre 40 y 50 personas cada uno que estaban fijadas para la segunda quincena de marzo y abril. La edil de Turismo, avanza que "previsiblemente se cancelarán los cinco grupos con otras 250 personas que habían reservado para el mes de mayo. Asimismo, el museo medinés ha preferido dejar de admitir reservas hasta que se despeje el horizonte y se sepa con certeza la fecha de reapertura. 
Sin festejos. En ámbito de los festejos, una de las citas más tradicionales del calendario medinés, San Isidro, está en suspenso. El alcalde, Isaac Angulo, da "por suspendidas las fiestas porque es muy probable que no se puedan celebrar". Por este motivo ni se han contratado los festejos taurinos ni el paquete de verbenas que se iba a sacar conjuntamente con las de las fiestas del Rosario, que llegarán en octubre. El alcalde teme que ni tan siquiera se pueda celebrar la Misa de San Isidro para el 15 de mayo.