Detenido por agredir a su pareja en la calle Santa Cruz

F.L.D.-I.E.
-

Es el primer caso de violencia machista en el que interviene la Policía Nacional desde que se decretase el estado de alarma. La víctima tuvo que ser atendida por un golpe en la cara

Un agente acompaña al arrestado al coche policial para trasladarlo a la Comisaría. - Foto: Valdivielso

Agentes de la Policía Nacional detuvieron este martes a un hombre como presunto autor de un delito de violencia de género tras agredir a su pareja en un domicilio de la calle Santa Cruz, en la zona sur de la ciudad. El ahora arrestado, del que no han trascendido sus datos de filiación, fue trasladado a la Comisaría Provincial, mientras que la víctima tuvo que ser atendida por personal sanitario.

El suceso tuvo lugar sobre las 13.30 horas del martes, cuando una llamada alertó a la sala de emergencias del 112 de Castilla y León de que en una vivienda de la calle Santa Cruz se estaba produciendo una fuerte discusión entre una pareja y que, presuntamente, un hombre había agredido físicamente a una mujer. El centro de emergencias dio aviso a la Policía Nacional, que inmediatamente mandó una patrulla al lugar. 

Una vez allí, y tras tomar declaración tanto al presunto agresor como a la víctima, los agentes decidieron detener al hombre y llevarle a dependencias policiales. Asimismo, solicitaron una ambulancia con soporte vital básico para que atendieran a la mujer de un fuerte golpe en la cara, según fuentes del servicio 112. 

Primer caso. Fuentes de la Policía Nacional consultadas por este periódico señalaron que el de este martes es el primer caso de violencia de género en el que se han visto obligados a intervenir desde que se decretase el estado de alarma. Tanto desde la Comisaría Provincial como desde asociaciones y entidades de protección de mujeres maltratadas alertaron de un posible aumento de situaciones machistas y violentas que se pueden agravar con el confinamiento, por lo que se ha extremado la vigilancia. 

El hecho de que éste haya sido el primer caso en el que agentes policiales han tenido que intervenir no quiere decir que sea el único. No en vano, muchas asociaciones han indicado que el número de llamadas al teléfono 016 ha aumentado en los últimos días. Asociaciones como La Rueda o Adavas han manifestado el peligro que corren algunas víctimas que se ven obligadas a convivir con sus maltratadores, por lo que mantienen un contacto continuo vía WhatsApp.