La AECC beca con 120.000 euros un estudio de inmunoterapia

G.G.U.
-

La ayuda se le ha concedido al oncólogo médico Hugo Arasanz, responsable de un proyecto que pretende identificar qué pacientes con cáncer de pulmón metastásico no responden a la inmunoterapia y revertir esa resistencia

La AECC beca con 120.000 euros un estudio de inmunoterapia - Foto: Valdivielso

El oncólogo médico del complejo hospitalario de Navarra Hugo Arasanz ha recibido esta mañana la Ayuda de Investigación Oncológica Clínico Junior de la AECC, que la junta provincial de la asociación ha dotado con 120.000 euros "gracias al esfuerzo de toda la sociedad burgalesa, siempre solidaria y comprometida con la asociación". Así lo ha subrayado el presidente de la entidad, Enrique Plaza, en el momento de hacer entrega de la beca a Arasanz, que dirige un estudio que pretende identificar qué pacientes con cáncer de pulmón metastásico no van a responder a la inmunoterapia y revertir esa resistencia. De esa manera, los enfermos recibirían como primera opción terapéutica un tratamiento que consiste en reforzar su sistema inmune para que se defienda de las células cancerígenas con éxito y que tiene menos efectos secundarios que las quimioterapias, que son más tóxicas.

Arasanz ha presentado su proyecto esta mañana en el Salón Rojo, donde se ha producido el acto de entrega ante autoridades, socios de la AECC, voluntarios y otros expertos como la neumóloga del HUBU Ana Pueyo, que ha contextualizado la situación del cáncer de pulmón en la provincia. Cada año hay 258 diagnósticos nuevos y un aumento progresivo de la supervivencia. Sin embargo, la especialista ha destacado que esta cifra "no es tan alta como nos gustaría". En este momento hay un cierto repunte de diagnósticos en mujeres, que es resultado de la incorporación "masiva" de las mujeres al tabaquismo en los años ochenta y noventa. Así que insistió en la importancia de dejar de fumar. De hecho, ha señalado que el abandono total del tabaquismo es uno de los tres grandes retos de la sociedad para prevenir el cáncer de pulmón. Los otros dos serían mejorar el diagnóstico precoz mediante cribados poblacionales y seguir personalizando los tratamientos.

 



Las más vistas