Las hospitalizaciones en planta caen durante dos semanas

I.L.H.
-

Hay 184 pacientes frente a los 274 ingresados -la cifra más alta- que hubo el 29 de marzo. En cuanto a los críticos, hay uno más que ayer (49). Se han dado 44 nuevos casos y han fallecido cuatro personas

Las hospitalizaciones en planta caen durante dos semanas - Foto: Alberto Rodrigo

Si el viernes podíamos contarles en estas mismas páginas que se había obtenido el mejor dato en quince días de personas ingresadas en unidades críticas, hoy podemos añadir que desde hace dos semanas los pacientes ingresados en planta no dejan de reducirse. Poco a poco; es verdad. Pero algo es algo. Desde el 29 de marzo se ha reducido casi en un centenar: hace dos domingos había 274 personas en planta -el mayor número hasta la fecha- y ahora son 184 los pacientes ingresados en las camas que no están destinadas a los críticos(170 lo están en el Hospital Universitario de Burgos, 20 en el Santiago Apóstol de Miranda y 24 en el Santos Reyes de Aranda). Y todavía podríamos viajar aún más en el tiempo, hasta el 24 de marzo, si lo que queremos es obtener un dato global mejor al actual. Aunque lo mejor de todo es que si se mantiene esa tendencia estaríamos hablando de que cada día se notará más el descenso. Yal menos en ese aspecto podríamos decir de que la curva va hacia bajo.
De todas formas el número de personas ingresadas en planta es todavía muy elevado como para lanzar las campanas al vuelo, pero permite confiar en un cambio de escenario. Sobre todo porque a esa lectura hay que sumar otras que tienen también un lado positivo. Por ejemplo, que se sigue manteniendo la veintena de altas diarias en los hospitales (en las últimas 24 horas, según los datos que actualiza a diario la Junta deCastilla y León, han sido 22 las personas recuperadas). Ya hay 492 que han obtenido el alta, de las que 353 lo han hecho en el Complejo Asistencial Universitario de Burgos, 64 lo han conseguido en el Hospital Santiago Apóstol, y 75 en el Santos Reyes.
Tampoco es malo tomado en su contexto el dato de 49 personas ingresadas en las unidades de críticos, pese a que sea igualmente una cifra muy elevada. Estamos hablando de que el HUBUha tenido que atender durante once días seguidos a más de medio centenar de personas en estado crítico al mismo tiempo. Pero desde el jueves se ha conseguido bajar de los 50. Y comparado con los datos de ayer, solo hay una persona más en la UCI.
44 nuevos positivos. Desde que empezó la crisis por el coronavirus la provincia de Burgos suma 1.170 casos confirmados. Ayer se contabilizaron 44 nuevos positivos, dos menos que el viernes pero una cifra que se aleja de la media de 22 obtenida entre los días 4 y 9 de abril. El dato, sin embargo, tiene una explicación que ayer ratificaba en rueda de prensa la consejera de Sanidad, Verónica Casado: el aumento se debe a que se han extendido «a buen ritmo» las pruebas que detectan la presencia de anticuerpos para el SARS-CoV-2 en la sangre y las pruebas moleculares PCR. En el primer caso se realiza una pequeña punción en un dedo y en menos de 15 minutos se sabe si ha tenido o tiene la enfermedad COVID-19. La PCRrequiere una muestra biológica que se toma de la garganta o el interior de las fosas nasales del paciente y se lleva a un laboratorio, por lo que el resultado es más lento.
En cuanto a las personas que atienden los centros de Atención Primaria, el programa Medora tiene contabilizados a día 10 de abril (el último actualizado) 6.039 pacientes con diagnóstico compatible con coronavirus (neumonía por COVID-19 y enfermedad por COVID-19). Son 170 personas más que el día anterior, lo que supone un incremento de 2.9%.
136 fallecidos. El dato más triste es el de las personas fallecidas, y ahí no hay lado positivo que ofrecer. En las últimas 24 horas han muerto cuatro personas por coronavirus, lo que hace que sean 136 los decesos desde que se inició la crisis sanitaria.
 A esta cifra, sin embargo, habría que añadir otras tres personas muertas con síntomas compatibles con coronavirus (pero sin confirmación)producidas en residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y viviendas tuteladas de la provincia. El cómputo total de este grupo asciende a 93 fallecidos, por lo que es probable que en Burgos hayan muerto por esta enfermedad 229 personas, aunque este dato deberá ser corroborado por los forenses.
Entre las 6.694 personas que en estos momentos hay en estos centros en la provincia de Burgos se han confirmado 118 casos de coronavirus mediante prueba; 447 personas están aisladas con síntomas compatibles con COVID-19, y 706 están en aislamiento preventivo sin síntomas.