La Biblia de Gutenberg y la Románica viajarán a Toledo

N.M.J./ ICAL
-

El Cabildo de la Catedral de Burgos y Castilla-La Mancha solicitan a la Biblioteca Pública de Burgos la salida en 2020 de dos de sus incunables para la exposición 'Burgos, tierra de orígenes', con motivo del VIII Centenario

La Biblia de Gutenberg y la Románica viajarán a Toledo - Foto: Foto: Ricardo Ordóñez (Ical)

Dos de las ‘joyas’ de la Biblioteca Pública burgalesa, la Biblia de Gutenberg’ y la ‘Biblia Románica’, viajarán a Toledo con motivo de la celebración del VIII Centenario de la Catedral de Burgos, que tendrá lugar en 2021. Formarán parte de la exposición ‘Burgos, tierra de orígenes’ que se celebrará en primavera de 2020 en el Museo Santa Cruz de Toledo, sellando el hermanamiento entre ambas ciudades.

De esta forma, el único ejemplar completo conservado en España de la ‘Biblia de Gutenberg’ o ‘Biblia de Maguncia’; y la ‘Biblia Románica’ de finales del siglo XII, procedente del Monasterio de San Pedro de Cardeña viajarán a la capital de Castilla-La Mancha, para participar en una muestra en la que se hablará del Camino de Santiago, el origen de la lengua, Atapuerca, Clunia, el arte visigodo, y la riqueza de Burgos como tierra de orígenes tanto a nivel nacional como europeo, tal y como se anunció el pasado 2018 durante la firma de la Comisión de Seguimiento del Hermanamiento Cultural entre Burgos y Toledo.

Esta colaboración entre ambas ciudades permitirá desarrollar y establecer una línea de trabajo, intercambio de experiencias y colaboración en actividades culturales en distintos ámbitos relacionados con el patrimonio, la historia, la lengua y otros aspectos, en base a la experiencia de las conmemoraciones culturales celebradas en la capital toledana en los últimos años, como el IV Centenario de la muerte del Greco en el año 2014, la Capital Española de la Gastronomía o el 30 aniversario como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

La Biblioteca, el Cabildo de la Catedral de Burgos y la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, han presentado una solicitud formal para que estas dos obras puedan ser trasladadas en 2020 a la ciudad toledana, para participar en esta exposición. Sin embargo, tal y como recalca la directora de la Biblioteca, Carmen Monje, en declaraciones a la Agencia Ical, por el momento solo se ha solicitado, ahora será el Ministerio de Cultura, como propietario de este fondo “el que lo permita”, dijo. “Yo solo puedo informar que puede salir, que el informe puede ser favorable y no hay ningún problema de conservación”.

De hecho, tal y como recuerda la directora, de acuerdo a una normativa del Ministerio, “no se permite salir a estos fondos de las bibliotecas si no han pasado cuatro años desde otra exposición”, y en concreto estas dos obras, “la última vez que salieron fue hace cinco años”, dijo, con motivo de la exposición con libros antiguos que realizó la propia Biblioteca Pública de San Juan en 2014, como actividad paralela al Salón del Libro Antiguo ‘Ciudad de Burgos’, y en la que los visitantes pudieron ver de cerca una colección de catorce ‘libros joya’ que conservaban en sus fondos.

Dos de los 119 incunables

Estas dos obras, de incalculable valor, forman parte de la colección de 119 incunables que posee la Biblioteca Pública de Burgos, que además se encuentra entre las diez primeras bibliotecas públicas por el número de incunables que posee. Entre ellos se encuentran grandes obras, que llegaron al fondo burgalés con motivo de las diversas desamortizaciones de los bienes de la Iglesia que se llevaron a cabo en España durante los siglos XVIII y XIX. De esta forma, las bibliotecas públicas españolas recibieron un importante fondo bibliográfico, que conservan y custodian desde entonces.

Estos incunables no son accesibles al público de forma ordinaria, y varios de ellos no suelen ser expuestos, debido a sus medidas de conservación. Por ello, se consideran personas afortunadas aquellos que pueden ver estas obras de cerca.

Biblias de Gutenberg y Románica de Burgos

La también denominada Biblia de Maguncia, es el único ejemplar completo que existe en España, y que fue impreso por Johannes Gutenberg. Según algunos expertos, se cree que se imprimieron 185 ejemplares de esta obra: 150 de ellos en papel y 35 en pergamino. Está considerado el primer libro impreso, así como el “más bello de los incunables”. Esta obra consta de dos volúmenes, de 325 folios el primero y 317 el segundo.

Este ejemplar llegó a la Biblioteca Pública tras una donación al monasterio de San Juan de Ortega de un canónigo de la Catedral, y fue descubierto entre los fondos del centro, por el que fue director del mismo a principios del siglo XX, Matías Martínez, quien se dedicó a estudiar este ejemplar calificándolo como el libro de “más valor”.

La otra gran obra de este archivo burgalés es la Biblia Románica de Burgos, de finales del siglo XII y procedente del ‘scriptorium’ de San Pedro de Cardeña, compuesta por 202 folios en pergamino. Se estima que en sus orígenes estaba formada por tres tomos, sin embargo solo se ha conservado el primero de ellos, correspondiente al Nuevo Testamento.

Dos grandes patrimonios que desde la Biblioteca Pública de San Juan se congratulan en tener, y que consideran que a veces la gente no es consciente de su importancia, y especialmente de que se encuentran ubicadas en el centro. Asimismo, afirman que el hecho de que se expongan estos documentos en otras ciudades, permite a la ciudadanía “dar a conocer Burgos y el patrimonio que tiene”, logrando poner a la ciudad en el mapa.
 



Las más vistas