Anulada la retirada de la Medalla de la ciudad a Dancausa

I. ELICES
-

El fallo del TSJ estima que el Ayuntamiento incurrió en «una incongruencia evidente» al quitarle ese honor y, al mismo tiempo, mantener la calle con su nombre. La Sala exige una adecuada motivación jurídica al Consistorio

Los abogados Miguel (i.) y Fernando Dancausa, hijos del alcalde de la ‘discordia’. - Foto: Luis López Araico

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León ha devuelto a Fernando Dancausa de Miguel la Medalla de Oro de la ciudad que le retiró el Ayuntamiento en el Pleno de octubre de 2018. La Sala de lo Contencioso ha estimado el recurso de apelación de sus descendientes y ha anulado el acuerdo municipal y revocado la sentencia del Juzgado 1 de lo Contencioso, que en principio dio la razón al Consistorio capitalino.

El argumento que esgrime el tribunal no deja de ser curioso. La sentencia advierte de que el Ayuntamiento incurrió en «una evidente incongruencia» en la actuación municipal, por cuanto «existe un criterio para la retirada de la medalla y otro para el cambio de nomenclatura de la calle que lleva su nombre». Hay que recordar que el nombre de Fernando Dancausa de Miguel -y también Honorato Martín Cobos y José María Codón- figuraba en la primera lista del comité de expertos sobre autoridades franquistas que debían desaparecer del callejero, pero finalmente se mantuvo porque les fueron dedicadas por su aportación a Burgos y no a la causa de la Dictadura.

En la contestación al recurso de los hijos del exalcalde de la ciudad, el Ayuntamiento alegó que el cambio de nomenclatura de calles no era objeto del procedimiento. Sin embargo, el fallo judicial afirma que esto «no es cierto», ya que «es el mismo expediente administrativo el que recoge el informe de los expertos sobre modificación del callejero y la retirada de la medalla». «Es evidente que se ha incurrido en una incongruencia que vicia el acuerdo de falta de motivación», zanja.

La resolución advierte de que dos de los integrantes del comité de expertos que declararon en la vista consideraron a Dancausa deMiguel afectado por el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica «no porque se hubieran basado en actos concretos de represión, sino por su participación en instituciones de carácter represor, como consejero del Sindicato Español Universitario (SEU), algo cuestionado por la familia, pues esa condición se extrae de una nota de prensa».

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)