33 dueños de VPO defectuosas, indemnizados 7 años después

A. del Campo
-
Varios de los propietarios que han ganado la sentencia, frente a sus viviendas del barrio de la Guindalera en Roa. - Foto: DB

Los vecinos de la Guindalera que reclamaron terminan de recibir los 157.000 euros reconocidos por los tribunales

Los vecinos del barrio la Guindalera de Roa han terminado de recibir su indemnización por los desperfectos encontrados en sus viviendas de protección oficial. El pasado mes, 33 de los 97 propietarios percibieron lo que restaba de los 157.000 euros exigidos por sentencia judicial a la Sociedad Municipal del Suelo. Ahora esta ha demandado a su vez a la constructora de las casas, Sacyr, y a la dirección facultativa para que compensen al Consistorio por los gastos que ha tenido que asumir en concepto de compensaciones y se puedan sumar a ello, además, las reparaciones pendientes a los propietarios.

La indemnización recibida por los 33 compradores se divide en 37.000 euros por las costas judiciales y 120.000 en concepto de deficiencias constructivas. En total cada inquilino ha obtenido unos 4.750 euros que, según la portavoz de la Asociación de Vecinos de la Guindalera, Mar Serrano, se han reinvertido en arreglar las deficiencias pero «tampoco es suficiente». «Nos hemos gastado muchísimo más en arreglos, yo por ejemplo, más de 15.000 euros. Lo ganado no nos ha llegado para nada», asevera. Por ello, seguirán reclamando reformas al tratarse de «una sentencia ampliable». 

Las rehabilitaciones hechas hasta ahora por Sacyr no les convencen y por eso «hay un arquitecto que controla las reparaciones». «Los arreglos hasta ahora no han sido satisfactorios, por eso seguimos reclamando mejoras: las puertas de las cocheras, el monocapa que han dado no está bien, hay gente que tiene agujeros en los tejados, siguen con goteras y todo eso tienen que arreglarlo», afirma Mar Serrano. 

A pesar de todos estos problemas que siguen sufriendo los vecinos de este barrio raudense, ellos dan por acabados los pleitos: «Hay una sentencia firme y no queremos apelar». Aunque eso sí, seguirán reclamando arreglos, no dinero. El resto lo dejarán en manos de la Sociedad Municipal del Suelo y la demanda que tiene abierta con la constructora Sacyr.

Todo este conflicto comenzó hace nueve años con la compra de las nuevas viviendas. «Nuestra sorpresa fue que cuando vamos a vivir en ellas, faltan aislantes, falta potencia de agua, ventanas en mal estado… Entonces todo el mundo se quejaba pero nadie hacía nada, ni el Ayuntamiento, ni la Sociedad Municipal del Suelo... Después de dos años de no hacer absolutamente nada, yo, como perjudicada, monté una asociación y la legalicé en la Junta, solo para damnificados del barrio de la Guindalera. Al principio me apoyaron los 97 vecinos, pero luego no», recuerda Serrano. 

Este hecho se ha vuelto a poner de actualidad en Roa por las acusaciones del líder del PP, David Colinas, que pide una indemnización para los 97 vecinos. Estas palabras le duelen a la presidenta de la asociación que afirma que ellos solos, los 33, han «arriesgado su dinero y su salud por recuperar» lo suyo mientras otros «miraban». También defiende a la actual alcaldesa, Carmen Miravalles, porque «solo ha acatado una sentencia judicial».