scorecardresearch

Eroski abrirá otro supermercado en la carretera de Logroño

Ó.C.
-

La cadena estudia una ubicación a la altura de la iglesia del Buen Pastor y también tendrá un acceso por Vicente Aleixandre. La superficie de venta rozará los 1.000 metros cuadrados

Eroski abrirá otro supermercado en la carretera de Logroño

La carretera de Logroño ha perdido peso comercial en los últimos años. El cierre de establecimientos ha hecho que deje de ser un punto de referencia en la ciudad, aunque pronto romperá la dinámica negativa que arrastraba esta arteria de Miranda. El punto de inflexión estará en el aterrizaje de un supermercado que abrirá el grupo Eroski. La zona escogida está próxima a la iglesia del Buen Pastor y por el momento, la empresa ya ha hablado con los vecinos de los portales más próximo para explicar el proyecto, que está en una fase inicial.

El siguiente paso será cerrar todos los detalles del futuro supermercado, que tendrá una superficie de venta al público muy próxima a los 1.000 metros cuadrados. Además de las dimensiones la empresa plantea dos accesos, una por la carretera de Logroño y la otra en la paralela Vicente Aleixander, donde la entrada estará a la altura del número 17. Para ello, las obras tendrán que conectar varias lonjas con las que sumar la superficie planteada.

En los despachos del Ayuntamiento no han recibido todavía el proyecto definitivo por lo que no aportan información. Por parte de la empresa reconocen la intención pero tampoco avanzan más datos. Aún así, la decisión no está en duda y pretenden presentar este mismo verano toda la documentación, para obtener todas las licencias municipales y comenzar las obras de adecuación.

Cuando terminen, Eroski ampliará su oferta en la ciudad, ya que la cadena posee otro establecimiento abierto en la calle Arenal, en pleno centro. Al margen de esta tienda, el grupo vasco también ocupa una gran superficie en la vecina localidad alavesa de Rivabellosa, donde muchos vecinos acuden para hacer sus compras. La nueva ubicación responde a un planteamiento de comercio más próximo. Por eso llega al barrio de La Charca, que a pesar de ser uno de los más poblados no cuenta con una gran oferta de este tipo de negocios.

El nuevo supermercado se beneficiará de la decisión municipal publicada ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León, donde apareció un cambio en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Con la modificación efectuada, y si no hay recursos en los próximo meses, el Ayuntamiento dejará de exigir a los nuevos establecimientos que habiliten aparcamientos, si su superficie de venta no alcanza los 1.000 metros cuadrados.

Hasta esta variación, el límite para no tener que acondicionar estacionamientos para los cliente era de 400 metros cuadrados. La decisión adoptada se justificó en que el cambio favorecía la implantación de nuevos locales comerciales.