De plazo hasta septiembre para el cambio de farolas

S.F.L.
-
Varias zonas de la ciudad y sus pedanías tendrán que esperar unos meses para contemplar la sustitución del alumbrado.

Los problemas de suministro llegaron cuando se comprobó que había más farolas de las proyectadas

La Sociedad para el Desarrollo de la provincia de Burgos (Sodebur) ha concedido al Ayuntamiento briviescano, una prórroga hasta el 30 de septiembre para finalizar el cambio de luminarias a led, que en un principio, hubiese terminado el pasado mes de diciembre. La empresa encargada de las obras de sustitución es Etra Norte y, por la gran cantidad de localidades de la provincia burgalesa que están llevando a cabo la misma operación, «se ha visto con problemas para suministrar el material. Es por ello que se está retrasando tanto el final del trabajo», declara el regidor de la capital burebana, Marcos Peña.
 El contrato se entregó a dicha empresa el año pasado por un importe de 432.721,46 euros pero, en la fase de ejecución de la obra, y una vez alcanzado el 90% del trabajo sobre el presupuesto de adjudicación inicial, se realizó un estudio de previsión de unidades y costes finales para contemplar las labores. Este fue replanteado y revisado por las tres partes involucradas: la dirección de la obra, la empresa adjudicataria y el Ayuntamiento de Briviesca. Se determinó reconvertir mejoras en la oferta en Quintanillabón y Cameno por un total de 13.739,65 euros. 
Además, teniendo en cuenta las conclusiones extraídas en el inicio de los trabajos y de las nuevas luminarias a instalar que no fueron recogidas en el proyecto inicial, se  diagnosticó que el número de farolas proyectadas y licitadas discrepaba con la cuantía real, siendo 1.656 unidades incluidas en el presupuesto pero 1.764 las que existen  en realidad. Todas las actuaciones a realizar durante estos próximos meses se han estimado en un incremento de 41.108,54 euros. 
Por ello, el Ayuntamiento de Briviesca ha tenido que cambiar el contrato, lo que supone que el total del presupuesto de ejecución de la sustitución de las farolas sea de 473.830 euros.  «La modificación  de lo acordado no es sustancial porque no se altera el equilibrio económico en beneficio del empresario ni se amplia de forma importante el ámbito del convenio, ya que el valor de la transformación no supera el 10% del coste inicial, afirma el primer edil».
En diciembre del año pasado, el Consistorio obtuvo una subvención máxima de 267.835 euros del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) para el proyecto del cambio de luminarias. Con esta contribución y la de 216.360 de Sodebur, la sustitución del alumbrado público le saldrá casi gratis a la ciudad. «Quedan alrededor del 10% de las farolas por reemplazar, en cuanto haya suministro lo terminaremos sin dificultad. No tendremos que devolver ningún dinero. Lo único el crédito que pedimos a la Caja de Cooperación de la Diputación porque no lo necesitamos», recalca Peña.
ZONAS PARA EL CAMBIO.

Varias calles de la ciudad como el Camino San Francisco, el paseo de la Epitafia, la isleta de Reyes Católicos, en el Parque de la Magdalena, en la Plaza Santa Teresa o en el polígono industrial, faltan por concluir, al igual que en Quintanillabón y Cameno, las pedanías. El alcalde se muestra «tranquilo» ante la situación y asegura que, pese al parón sufrido, «no habrá problemas en ejecutar la sustitución con el nuevo margen implantado». Esta iniciativa se está llevando en otros muchos municipios de la provincia y las sensaciones hasta ahora están resultando buenas. El ahorro que se prevé en las facturas de la luz en Briviesca es de un 60% al año.