Sanidad ve indicadores que apuntan al frenazo del virus

SPC
-

La consejera insiste en vincular el repunte de contagios al mayor número de test realizados y recalca la importancia de «no bajar la guardia»

Un sanitario toma una muestra para coronavirus a un hombre en su coche. - Foto: Ical

Castilla y León registró ayer el mayor número de nuevos casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia, con 683 contagios confirmados, superando el anterior techo de 659 anotado el 28 de marzo. Una realidad que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, tal y como ha hecho en días anteriores, vinculó al aumento del número de pruebas realizadas, y aseguró que existen indicadores que apuntan a que la transmisión del coronavirus  en Castilla y León se está «frenando», aunque volvió a pedir prudencia y «no bajar la guardia». En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en la que Casado compareció junto al vicepresidente, Francisco Igea, detalló que la ocupación actual de las camas de los hospitales autonómicos es del 50 por ciento y se llega al 65 por ciento en el caso de las UCI extendidas, donde el 85 por ciento de los pacientes están ingresados por coronavirus, informa Europa Press.
La consejera explicó que actualmente se vive una situación en la que se registra un incremento de casos declarados dada la extensión de test. «Nos tenemos que acercar a la realidad de la enfermedad», algo que, a su juicio, solo será posible si se hacen «muchas pruebas, muchos test PCR y pruebas de anticuerpos». «Aumentamos los casos declarados, pero vemos que otros indicadores nos dicen que esto se está frenando: disminuyen los ingresos, las urgencias, las llamadas al 900 y la demanda asistencial por Covid-19, pero tenemos que estar en guardia», advirtió a la vez que solicitó «muchísima prudencia» ya que este mismo lunes se han incorporado a sus puestos de trabajo muchas personas y la repercusión del virus se manifiesta «de siete a diez días después». «Hay que ser cautos», subrayó.
En este sentido, Casado insistió en que hay que mantenerse «en guardia» y con una actitud de «prudencia». «La Semana Santa está ahí y la incorporación al trabajo el pasado lunes, hay que ser muy cuidadosos y hacer todas las medidas de cuarentena social», concluyó.
En total, Castilla y León registró 683 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, lo que eleva la cifra total de positivos hasta los 14.380 con un aumento del 32 por ciento respecto a la cifra del recuento anterior (517). En cuanto al número de altas, se produjeron 199 nuevas, con lo cual la cifra asciende a 4.924. Entre los profesionales sanitarios se han contabilizado ya  2.108 positivos, de los cuales 738 ya han podido reincorporarse a sus puestos de trabajo, según informa Ical.
Lamentablemente, en Castilla y León 1.401 personas ya han fallecido por esta infección, de los cuales 29 muertes se han producido desde ayer (seis menos que en la jornada anterior). Como en cada intervención, Casado detalló que el sistema Medora registra en estos momentos 38.349 casos, una cifra que engloba los declarados y no declarados, seguros y con sospecha, leves, moderados y graves. 
Antivirales

En las últimas 24 horas, según apuntó, han iniciado tratamientos antivirales 49 personas, para un total de 5.060 desde el inicio de la pandemia. Según explicó, se ha realizado un total de 48.128 pruebas de detección molecular. Además, Casado destacó que en las últimas horas empieza a haber «más personas en urgencias y en las UCI de la Comunidad ingresadas por problemas que no están relacionados con el coronavirus», una noticia que, a su juicio, «normaliza la situación». «Me preocupaba que si tenían necesidad de ir al sistema sanitario no acudieran a él por miedo», reconoció.