scorecardresearch

Sonorama Ribera prevé superar los 135.000 asistentes

I.M.L.
-

La vuelta a la normalidad del festival supone un presupuesto que roza los 5 millones y recupera los escenarios de la Plaza del Trigo y el Charco Diario de Burgos, además de estrenar una fiesta acuática. Es su edición número 25 y ya está en marcha

Colas ayer para recoger las pulseras de acceso al festival.

La ciudad lleva días preparándose para el comienzo de la 25 edición de Sonorama Ribera. La llegada masiva de festivaleros empezará a llenar las distintas parcelas de la zona de acampada en el parque General Gutiérrez, mientras los alojamientos hoteleros y casas rurales de la comarca van recibiendo a los que reservaron con mucha antelación sus habitaciones. El trajín empieza a notarse en la ciudad, sobre todo en las taquillas de los Jardines de don Diego, donde los más previsores van a canjear sus bonos por las pulseras que les darán acceso al recinto del festival, y en los supermercados y tiendas de alimentación, donde arandinos y sonorámicos van haciendo acopio de lo imprescindible para pasar estos días.

Mientras, en el Picón se ultima el montaje de los cinco escenarios, en el recinto ferial van tomando forma los hinchables de la pool party y las plazas del Trigo, Mayor, La Sal y el parque de la Isla, reservado para el escenario Charco Diario de Burgos, toman forma la infraestructura para los conciertos diurnos. Diez escenarios para acoger a más de 200 artistas, a los que esperan una asistencia de 135.000 personas este año, a lo largo de cuatro días y medio de conciertos.

(Más información y el programa completo de conciertos, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)