Delibes, un autor adelantado a su tiempo

SPC
-

Un total de 248 obras originales componen la muestra sobre Miguel Delibes que se podrá visitar hasta finales de noviembre en la Biblioteca Nacional de España en Madrid

Los reyes de España, Felipe y Letizia, inauguran la exposición, 'Delibes', junto al ministro de Cultura, José Manuel Uribes, y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. En la foto, aparece Delibes recogiendo el Premio Príncipe de Asturias

La vida de Miguel Delibes como periodista y escritor, pero también como padre, cazador, fumador o viajero queda reflejada en la exposición que ayer inauguraron los Reyes en la Biblioteca Nacional de España. Una muestra que recorre, a través de casi 250 obras originales y una treintena de elementos gráficos, la vida y obra de uno de los autores más conocidos y más leídos de la literatura española contemporánea, con motivo del centenario de su nacimiento en 1920. La directora de la BNE, Ana Santos, lo ha calificado de hecho como «un superventas de buena literatura».
Una exposición «concebida para dar a conocer a uno de los escritores más leídos, queridos, admirados, recordados y uno de los imprescindibles de la literatura en español del siglo XX» en cuya  organización han participado tanto la Biblioteca Nacional, como la Fundación Miguel Delibes, Acción Cultural Española (AC/E), la Junta, el Ayuntamiento y la Diputación de Valladolid. Precisamente, el presidente de la Junta, Fernández Mañueco, destacó en su inauguración que en todas las facetas de la rica personalidad de Delibes recogidas en la exposición, también se refleja el espíritu de Castilla y León. «Este autor universal es símbolo y referencia indispensable de Castilla y León», señaló Mañueco.
«Fue un visionario, un adelantado a su tiempo. Profundamente íntegro, y que supo detectar de manera personal e íntima aquellas cuestiones que nos siguen preocupando hoy como sociedad», destacó Santos durante la presentación de la muestra, como informa Ical.
La exposición está comisariada por el periodista y escritor Jesús Marchamalo, que ha compuesto un recorrido por la vida del autor en tres salas expositivas. Entre las piezas más destacadas, cabe citar los manuscritos originales de las principales obras del escritor, así como su correspondencia con otros autores, primeras ediciones de sus libros, objetos personales, fotografías o retratos, entre otros, el famoso Señora de rojo sobre fondo gris, de su esposa, Ángeles de Castro, obra de Eduardo García Benito, que tuvo siempre tras su mesa de trabajo. Una mesa que también se encuentra en un lugar destacado, donde tantas horas pasó el autor de obras como Cinco horas con Mario, La sombra del ciprés es alargada, Los Santos Inocentes, Las ratas o El disputado voto del señor Cayo.
«La deseada».

Marchamalo recordó que la inauguración de la muestra estaba prevista para mediados del mes de marzo, justo cuando irrumpió la pandemia y el estado de alarma, por lo que se puede calificar como «la deseada», no solo por lo que significa de reconocimiento a la trayectoria de Miguel Delibes en el centenario de su nacimiento, sino también porque se trata de una de las apuestas fuertes del calendario en la Biblioteca Nacional. Marchamalo explicó que el título de la muestra, a pesar de que se barajaron otras propuestas: se quedó solo en ‘Delibes’, porque «es tan conocido que no necesitaba ningún adjetivo o condición».
La hija del autor Elisa Delibes, presidenta también de la Fundación que lleva su nombre, aseguró que a pesar de lo «uraño» que se mostraba, hubiera estado contento y orgulloso con esta muestra que refleja prácticamente todas sus facetas, incluso la de un hombre tremendamente familiar.
Para el presidente de Acción Cultural Española (AC/E), José Andrés Torres Mora, significa mucho que en la organización de la exposición se hayan aunado las voluntades de tantas instituciones, también de distinto orden político. Un ejemplo de la unidad y el entendimiento que representa Delibes, y también muestra de la «necesidad de entendimiento» que emana de nuestra sociedad. Una «pluralidad política e institucional que se ha unido en torno a una misma exposición y a un mismo Delibes», subrayó.
La exposición se podrá visitar en la Biblioteca Nacional en Madrid hasta finales de noviembre, ya que en diciembre llegará a Valladolid.