La Junta reanuda los trámites de las adopciones

A.G.
-

La Consejería de Familia explica que no se ha dado ningún caso en Burgos en el que un menor no fuera entregado en adopción como consecuencia de la falta de movilidad por el estado de alarma

El estado de alarma no impidió a ningún menor que estuviera en el proceso que fuera con su familia de adopción. - Foto: Valdivielso

Como la inmensa mayoría de los procesos administrativos en todo el país, los que preceden a la adopción de un menor en Castilla y León quedaron en suspenso por el decreto de estado de alarma que se aprobó el fin de semana del 14 y 15 de marzo. Desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades explican que, a partir de ese momento, se dejaron de hacer, por recomendación del Ministerio de Derechos Sociales, los trámites previos a la adopción, es decir, los seguimientos preadoptivos, las entrevistas de valoración de idoneidad y las entrevistas con las familias que reciben a los niños, ya que en todos los casos se exigía una presencia bien en los domicilios o bien en las oficinas que estaban cerradas por el decreto de alarma.

En Burgos ha habido únicamente dos familias, de las que optan a la adopción de un menor del territorio nacional, afectadas por esta paralización de los trámites previos. Pero esta situación ya ha empezado a revertirse desde que la comunidad autónoma ha pasado a Fase 1 de la desescalada, lo que está suponiendo en la práctica la reanudación de las valoraciones con asignación de responsable, estudio de la documentación y entrevistas presenciales. También se pueden iniciar los procesos tanto presencial como telemáticamente.

En cuanto a las familias que ya tenían superado el proceso de valoración, que habían sido declaradas idóneas y que en cualquier momento podrían haber sido candidatas a ofrecerlas un menor -seis en toda la provincia- indican desde la Consejería que la pandemia no ha hecho que se paralizara ni retrasara la entrega de ningún menor.

En cuanto a la adopción internacional, hay en Burgos 70 familias que han superado el proceso de valoración y que han sido declaradas idóneas. De estas, 26 están a la espera de la primera prueba y en el resto no se ha formalizado la adopción y están en seguimiento en los países de origen, por lo que tampoco se ha frustrado ninguna adopción que estuviera a punto. Hay un caso, además, que tiene que aportar más documentación para que el proceso siga adelante.