Fuentespina prevé terminar sus piscinas el próximo verano

ADRIÁN DEL CAMPO
-

Tras tres años de trámites, en 2021 arrancarán las obras con un millón de inversión

Las piscinas de Fuentespina se ubicarán en la parcela que hay junto a la ermita del Padre Eterno. - Foto: A. del Campo

Fuentespina tendrá terminadas sus piscinas el próximo verano. Así lo asegura la alcaldesa del municipio ribereño, María Josefa Mato, que a la vez que afirma que "el año que viene la piscina hecha va a estar", advierte que lo que no sabe es si se podrá "abrir" en el periodo estival de 2021. "No sé si se va a poder abrir, no porque no esté hecha la obra, sino luego ya por tema de permisos y demás…", explica. Para el Ayuntamiento es un gran paso adelante el hablar de fechas. Después de más de tres año trabajando para tener unas piscinas municipales, por fin ven la luz al final de túnel.

La regidora recuerda que la idea de crear las nuevas instalaciones deportivas nació en 2017 y desde entonces la burocracia les ha "frenado mucho". El miércoles, la publicación en el Bocyl de la solicitud de autorización de uso excepcional de suelo rústico y licencia urbanística supuso la confirmación de que todo avanza, ahora sí, según lo previsto. María Josefa Mato aclara que "esto es un trámite" y que después tiene que ser aprobado por el pleno del Ayuntamiento para luego volver a la institución autonómica.

A pesar de lo que todavía queda por recorrer, la alcaldesa confía en que "a finales de 2020 o a principios de 2021 como tarde" comiencen las obras. Una vez iniciadas, calcula que en seis meses estarán finalizadas. Aquí influye que el Ayuntamiento ya dispone de un proyecto de obra, la cual está presupuestada en un millón de euros, y ya ha preparado la parcela donde irán las instalaciones, en la cual está construida la red de aguas, se ha adaptado la red eléctrica...

Las piscinas de Fuentespina se ubicarán en una zona verde junto a la ermita del Padre Eterno, la cual se verá desde la zona de baño, y pegada al campo de fútbol del pueblo. El proyecto ya redactado contempla dos vasos, uno para adultos y otro más pequeño para niños. A todo ello se une el edificio donde se situarán el bar, los vestuarios, los baños... Para financiar el millón de euros que costarán las nuevas piscinas, Mato adelanta que acudirá a las diferentes administraciones en busca de subvenciones.