Comida a domicilio para el que viva solo y no pueda salir

SPC
-

Mañueco garantizó la atención básica de los ciudadanos solos o enfermos y para ello aprobará hoy el Consejo de Gobierno una subvención de 1,2 millones

El presidente de la Junta (derecha abajo) mantuvo una videoconferencia con tres representantes de colectivos sociales. - Foto: JCYL

La Junta de Castilla y León ampliará el reparto de comida y productos de primera necesidad a domicilio a todas las personas que no pueden salir de casa por edad o por enfermedad y no cuentan con una red familiar o social. Así se lo transmitió ayer el presidente del Gobierno autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, a representantes del tercer sector con los que mantuvo una reunión por videoconferencia para abordar la atención de las personas y familias más vulnerables.
El Consejo de Gobierno aprobará hoy jueves una subvención directa de 1,2 millones a Cruz Roja para gestionar este incremento. Esta nueva medida social se suma a las que la Junta, en colaboración y coordinación con las entidades sociales, ayuntamientos y diputaciones, ha puesto en marcha desde la declaración del estado de alarma con el objetivo de dar una rápida respuesta a las necesidades y prever también situaciones futuras de vulnerabilidad.
En este sentido, Fernández Mañueco explicó que una de las primeras actuaciones que impulsó la Junta fue el refuerzo de la Red de Protección Social, con la ampliación del servicio de reparto urgente de alimentos para atender el incremento de demanda y extenderlo a productos de higiene y de farmacia. A través del teléfono 012 se reciben las peticiones de las familias que tienen esta necesidad y que son atendidas por medio de Cruz Roja. El Gobierno autonómico ha atendido a 1.755 familias desde el inicio del estado de alarma.
Comedores escolares.

Por otra parte, ante el cierre de los centros escolares, se atenderá a las familias con niños que tienen beca de comedor, en colaboración con las corporaciones locales, a las que el Gobierno autonómico destinará 1,7 millones.
Por otro lado, la Junta de Castilla y León entregará otros nueve millones a los ayuntamientos, la mitad de los 17 millones que ha recibido del Gobierno, para atender ayudas de emergencia, a personas sin hogar y otro tipo de servicios sociales, según explicó  el presidente, quien aseguró que se abonarán al día las nóminas correspondientes a renta garantizada de ciudadanía, pensiones no contributivas, integración social de personas con discapacidad (Lismi) y programas de exclusión social (Paes).
En un comunicado recogido por Ical, el presidente de la Junta recalcó que éstas son algunas de las medidas puestas en marcha en este difícil periodo y garantizó que seguirán pendientes, sin descanso, para afrontar los problemas que surjan, a la vez que agradeció la labor del tercer sector en la atención a las personas más vulnerables. En palabras de Fernández Mañueco, estas entidades hacen un «trabajo fundamental para la sociedad durante todos los días del año, pero en esta época su labor es más necesaria que nunca».
Finalmente, recordó que la prestación de servicios sociales es una de sus prioridades al frente del Gobierno de la Comunidad, junto a la atención sanitaria, el mantenimiento del empleo y la actividad empresarial, y el abastecimiento alimentario.