Haizea ya tiene su banco contra el acoso

B.G.R.
-

Una alumna del Fernando de Rojas pide dedicar un elemento de descanso del patio a fomentar la amistad. La idea ya es una realidad

Haizea ya tiene su banco contra el acoso - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Nadie esperaba que la repercusión fuera tal. Sobre todo porque la propuesta  se remonta al curso pasado e iba a ser en el actual cuando se pusiera en práctica. Sin embargo, en la era digital las redes sociales marcan los tiempos y desde el pasado viernes el colegio público Fernando de Rojas no para de recibir llamadas de medios de comunicación y de hacer entrevistas a su protagonista. Se llama Haizea Cozar, estudia quinto de Primaria y ha pedido a la Dirección del centro un ‘banco de la amistad’ para que ningún niño se sienta solo, algo que ya se ha convertido en realidad.
Fue su tutor de cuarto (ahora jubilado) el que planteó en clase  la realización de un trabajo. Esta alumna de nueve años eligió como temática el acoso escolar y a partir de ahí comenzó a buscar información al respecto. En internet encontró una indicativa parecida de una estudiante de Estados Unidos y decidió trasladarla a su lugar de estudios. «El profesor me dijo que podía hacer una carta a la directora. Me corrigió las faltas y se la entregamos», explica. La respuesta resultó totalmente afirmativa.
En el inicio de este curso llegó una nueva ayudante técnica educativa que al conocer la idea decidió colgar la carta de Haizea la semana pasada en Facebook. A partir de ahí, el escrito se hizo viral en todas las redes sociales con miles de ‘me gustas’ y comentarios que alababan el proyecto y felicitaban a su autora. Se anunció que el proyecto se llevaría a cabo en unas semanas, pero los acontecimientos se precipitaron y el pasado fin de semana el conserje pintó de colores el banco que ya luce en el patio.
Lo hizo tal y como esta alumna lo había descrito en su misiva: «Tiene que ser de colorines y tener un cartel con el nombre de ‘banco de la amistad’ para quien se sienta solo se siente y alguien le ve sentado y le pregunta: ¿quieres jugar conmigo?». La carta cuelga en el tablón de la Jefatura de Estudios desde que se recibió, concretamente en el apartado de ‘mensajes y recados importantes’ donde fue colocado por su responsable, Alicia Puras.
«Desde el primer minuto nos pareció una idea estupenda, pero coincidió con una época de mal tiempo que nos impedía ponerla en práctica», explican Ana María Martínez y Elena Alonso, directora y coordinadora de convivencia, respectivamente, optando por posponerla a este curso y enmarcarla dentro del 40 aniversario del colegio. Sin embargo, el viernes pasado y al ver la respuesta en las redes pusieron la situación en conocimiento de sus padres y de todas las familias del centro a través de una aplicación interna, teniendo en cuenta que tiene 1.100 alumnos.
Haizea asegura que «hay muchos niños que sufren bullying» y su intención es que ninguno «se sienta triste y solo y vea que tienen a alguien al lado». Se muestra sorprendida y contenta por la repercusión que ha tenido su propuesta, de la que su madre se enteró a través de internet sin saber que detrás estaba su hija. «Me han dicho que tengo muy buen corazón», afirma, destacando después las felicitaciones de sus compañeros.
La satisfacción es compartida  por las responsables educativas, «orgullosas» de contar con una alumna que haya planteado una «idea tan bonita» que poder hacer realidad. «Pretendemos que el ‘banco de la amistad’ mejore la convivencia en colegio y puede ser de gran ayuda para que los escolares reflexionen cuando haya algún problema o vean a un niño que esté triste», subraya Alonso, a lo que Martínez añade la importancia de que la iniciativa provenga de una alumna porque «a veces conectan más que nosotros con el resto de niños». Desde que se conoció la noticia han sido varias las asociaciones de padres y diversos colectivos de toda España los que se han puesto en contacto con el centro con el ánimo de copiar la iniciativa, ya sea en colegios o parques.